La recogida selectiva de residuos ha descendido el año pasado en Logroño, excepto en el contenedor amarillo. Por este concepto, el Ayuntamiento ha ahorrado o dejado de gastar más de un millón de euros por el reciclaje y por no llevar basura al Ecoparque.

Estos datos los ha facilitado esta mañana la concejala de Medio Ambiente, Concha Arribas, que ha hecho balance de esta actividad, "de cuyo resultado nos sentimos muy orgullosos, porque ese millón de euros se ha dejado de gastar por la buena gestión municipal".

Ha incidido en que "Logroño sigue manteniendo la calidad" en la gestión de sus residuos, "pero la crisis también se nota, porque baja el consumo de productos", con lo que, según el balance, "desciende la recogida de todos los residuos, excepto los del contenedor amarillo".

En este sentido, Arribas ha detallado que, en el caso del cartón y el papel, se ha bajado de 6.014 toneladas en 2008 a las 5.679 registradas en el ejercicio anterior, "casi 400 toneladas menos", aunque se cuente con 429 contenedores en la ciudad, 20 más en el último año.

"De todos modos, seguimos estando en el tercer puesto nacional en cuanto a recogida de cartón y papel", ha afirmado la edil, quien ha reseñado el "buen comportamiento" de los comerciantes en la recogida 'puerta a puerta', que se realiza en las zonas comerciales 2 ó 3 veces por semana, y por la que se recogieron el año pasado 125 toneladas.

Con todo, ha incidido en la reducción en este capítulo del número de kilogramos recogidos por habitante al año, que ha pasado de 39,32 a 37,16, algo más de 2 kilos menos, una situación en la que, de acuerdo con los datos de Arribas, "ha tenido un papel importante la rebaja en la compra de revistas, que pesan mucho".

La recogida selectiva de vidrio ha registrado en el año 2009 un total de 2.523 toneladas, prácticamente la misma cifra que en el ejercicio precedente, con 2.553 toneladas. En este campo, Arribas ha apuntado que "el problema que tenemos son los impropios que se introducen en los contenedores, como tapones de botellas".

La edil ha señalado, igualmente, que el Ayuntamiento de Logroño no tiene convenio con Ecovidrio, "lo tiene la Comunidad", por lo que no se percibe dinero, "pero se deja de gastar lo que no se lleva al Ecoparque". Se recogieron 16,71 kilos por habitante al año, cifra también similar al 2008, con un total de 455 contenedores en la ciudad.

Respecto a la recogida de pilas, la concejala ha señalado que "se ha reducido muchísimo, porque cada vez hay más pilas reciclables y las baterías del móvil duran más". Así, se ha pasado de 15.199 kilos a 10.194 kilos el año pasado. Hay 50 puntos de recogida en las paradas de autobús, además de otros 20 puntos en centros comerciales o puntos de gran afluencia de ciudadanos.

En el caso de los voluminosos de madera, se ha pasado de 539 a 572 kilos, mientras que en los textiles, el Ayuntamiento da una subvención a Caritas Chavicar para contenedores específicos y también se colabora en Entreculturas para la recogida de móviles.

Sobre la recogida selectiva de envases ligeros, en los contenedores amarillos, se ha experimentado un incremento desde los 1,83 kilos del año 2008 hasta los 1,90 kilos del año pasado, "porque cada vez se ofertan más productos en tetrabrik o en formatos similares". Por ello, también subió la cifra de kilos por habitante, de 11,97 hasta 12,47 en el año pasado.

Sin embargo, como ocurre con el vidrio, Arribas ha advertido sobre el problema que supone "los elementos impropios, que estropean el reciclaje de todo el contenedor y pueden hasta atascar las máquinas". Por contra, el beneficio es el uso del aluminio de las latas o de la película interior de los tetrabriks. En este momento, Logroño cuenta con 406 contenedores amarillos. AHORRO.

Sobre el ahorro por la eliminación del tratamiento del Ecoparque, la concejala ha incidido en que, por el papel y cartón, el ingreso directo es de 259.500 euros, mientras que se dejan de gastar otros 213.000 euros, casi 472.500 euros.

Por los envases ligeros, el ingreso directo es de casi 394.000 euros, y lo que se deja de gastar asciende a 71.500 euros, en total, 465.400 euros. En el caso del vidrio, el ahorro es de 94.600 euros, y, por la madera, el ahorro alcanza los 32.600 euros.

"En total, 1,06 millones de euros para este Ayuntamiento en ahorro o de no gasto", ha recalcado Arribas, quien ha señalado que "se sigue con políticas activas de concienciación ciudadana, que suponen buenos efectos para la ciudad y para el medio ambiente".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.