La situación en las carreteras cántabras ha mejorado y se ha normalizado la circulación a última hora de la jornada, después de que por la tarde se registraran pequeñas retenciones por tráfico intenso en la Autovía del Cantábrico (A-8), a la altura de Islares y Torrelavega, y también a la Autovía de la Meseta (A-67) en dirección a Palencia.

La mayor condensación de vehículos se ha localizado desde las 18.30 horas en la A-8, en el tramo que va de la localidad cántabra de Islares al límite con la provincia de Vizcaya, concretamente entre los puntos kilométricos 157 y 139.3. También ha habido desde esa hora circulación interrumpida en la misma autovía pero a la altura de Torrelavega, entre los kilómetros 232 y 230.

Además, y según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) consultados por Europa Press, ha habido tráfico intenso en la A-67 hacia Palencia, entre los puntos kilométricos 186 y 183. A última hora de la tarde, la DGT recomendaba circular con precaución por esta autovía, en las inmediaciones de Pujayo (entre los kilómetros 152 y 136 de la A-67, en ambos sentidos), debido en este caso a la niebla.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.