El secretario general de la Federación Socialista Asturiana (FSA) y candidato del PSOE a las próximas elecciones autonómicas, Javier Fernández, se ha mostrado seguro de vencer en las próximas elecciones autonómicas, durante su discurso en la tradicional comida-mitin de La Camperona (San Martín del Rey Aurelio). "Con vuestro trabajo os aseguro que el año que viene aquí, en La Camperona, habrá hablando en esta tribuna un presidente de Asturias", afirmó.

El máximo responsable de la FSA terminó así un discurso en el que anunció su intención de llevar a cabo una "reforma estructural" de la economía, porque el del PSOE será el "Gobierno que cambiará y modernizará Asturias".

Fernández tiene claro que "la época del euro fuerte, el crédito barato y el ladrillo milagroso" se ha terminado, por lo que apostó por la búsqueda de otro "patrón de crecimiento".

Así, apostó por "modernizar" la industria tradicional asturiana, para posteriormente apoyar los sectores de las nuevas tecnologías, el reciclaje, o las TIG.

Se refirió en este sentido también al sector energético. "Hay tanta potencia instalada, tanta central de carbón, de gas, éolica... y como bajó la demanda un 5%, que no hay donde quemar el carbón", reconoció. Así, criticó al PP porque, "el Gobierno de España toma una decisión de restricciones contra el criterio de la Comisión Nacional de la Energía, Competencia o las propias eléctricas, y se encuentra también con la oposición opaca del PP".

Aceptó no obstante, que la política económica del PSOE, a nivel estatal "no se ha podido diferenciar de la de la derecha". "Se ha diferenciado de la derecha en política social", señaló reivindicando leyes como la del divorcio o las de los matrimonios de personas del mismo sexo. Durante los ocho años de Aznar, recordó que "no hubo ni un solo derecho social".

Gravar a las rentas altas

Anunció que desde el Gobierno de Asturias se demandará al Estado "sacrificios" por parte de los colectivos con mayores recursos. Lo hizo tras tachar de "dolorosa" la rebaja salarial a los funcionarios, "que no son ningunos privilegiados". "Pero el Gobierno de Asturias tomó medidas para que paguen los que tienen más recursos, y el Gobierno de España mañana tendrá que hacer lo mismo", reclamó.

Pedimos al Estado, añadió, "que indague en las cuentas opacas que muchos tienen en Suiza o Liechtenstein".

Al comienzo de su discurso, Fernández tuvo palabras de reconocimiento para quienes perdieron la vida durante la represión franquista, y definió la política como "una rebelión contra lo inexorable". En este sentido, definió al PSOE como "un partido cohesionado y organizado para el cambio". "Somos la fuerza de Asturias", afirmó.

Consulta aquí más noticias de Asturias.