El pasado año se realizaron en la Comunidad un total de 119.732 inspecciones de control sanitario de los alimentos, lo que supone un incremento del 3,8 por ciento respecto a 2008, cuando se contabilizaron 113.448 inspecciones.

Así se desprende de los datos del análisis de la situación económica de Castilla y León realizado con el Consejo Económico y Social (CES) y recogido por Europa Press.

Los controles sanitarios que se llevan a cabo en la Comunidad tienen como objetivo verificar el cumplimiento de la legislación alimentaria y garantizar la seguridad de los alimentos y se realizan tanto a industrias alimentarias elaboradoras de alimentos, como a los establecimiento mayoristas y minoristas y de prestación de servicios.

De los 119.732 controles realizados el pasado año, 11.552 se realizaron en industrias cárnicas, lo que supone el 9,81 por ciento del total; 271 controles en las industrias de la pesca (0,23 por ciento del total); 1.946 en industrias lácteas (1,65 por ciento); 11.344 en otras industrias (9,64%); 7.638 controles en almacenes mayoristas (6,48 por ciento); 34.390 en establecimientos minoristas (29,2 por ciento) y 50.582 en prestación de servicios (42,9 por ciento).

Por otro lado, a lo largo del pasado año se realizaron test prionic a 126.482 unidades de vacuno, 3.485 ejemplares de ovino y 1.126 de caprino para controlar la encefalopatia espongiforme bovina, lo que provoca el llamado 'mal de las vacas locas'. Todos los casos fueron negativos.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.