El fiscal jefe de Baleares, Bartomeu Barceló, y las acusaciones particulares han solicitado prisión sin fianza para el presunto asesino de Ana Niculai, Alejandro de Abarca, a quien le imputan los delitos de asesinato, robo, detención ilegal, quebrantamiento de condena y conducción temeraria, mientras que también se le podría atribuir un posible delito de agresión sexual.

La jueza Laura Mestre se encuentra, en estos momentos, deliberando sobre la petición del Ministerio Público y las acusaciones ejercidas por la familia y el novio de la víctima, por lo que en breve comunicará su decisión.