El alcalde de La Barca de la Florida, Roque Valenzuela, que cumple este jueves una semana de la huelga de hambre que inició para reclamar el pago de las transferencias por parte del Ayuntamiento de Jerez de la Frontera (Cádiz) será apoyado el viernes por los vecinos de su pueblo, que preparan, "en caso de no haber solución antes", una marcha pacífica desde la barriada de La Asunción hasta el Ayuntamiento jerezano.

La protesta, en la que aseguran participarán vecinos de la pedanía jerezana de La Barca de la Florida y alrededores, se iniciará a las 12.00 horas, aunque previamente han concentrado a los manifestantes en el centro cultural pedáneo, donde tomarán autobuses, "puestos por varios empresarios", que los llevarán hasta Jerez.

En declaraciones a Europa Press, Roque Valenzuela manifestó que estas muestras de apoyo, "que sabía que tenía desde el primer día", hacen que "esté mejor y más tranquilo", al tiempo que "me dan más fuerzas".

Esa marcha pacífica es el colofón a una semana de muestras de apoyo por parte de los vecinos al alcalde de La Barca, Roque Valenzuela, que estos días ha recibido la visita de la plantilla municipal, de vecinos y de otros alcaldes pedáneos. Además, la plantilla del Ayuntamiento barqueño se concentró también a las puertas del Consistorio para mostrar su apoyo.

El Consistorio jerezano realizó un pago de 25.000, el dinero necesario para afrontar el pago de las nóminas de los casi 20 empleados del Ayuntamiento barqueño, pero este dinero no es suficiente, según Roque Valenzuela, para desistir de su protesta. De hecho, éste solicita "unos 120.000 euros", dinero con el que podría afrontar el pago del suministro eléctrico, por un montante cercano a los 45.000 euros y el montaje de la Feria de la localidad, una cita que comenzará el 4 de agosto, pero cuya celebración está ahora mismo en el aire, según afirmó Valenzuela.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.