El consejero de Vivienda y Obras Públicas del Gobierno de La Rioja, Antonino Burgos, ha afirmado esta mañana que los recortes en los presupuestos de vivienda planteados por el Gobierno Central "torpedean" el acceso a la vivienda de las familias con rentas más bajas y de los jóvenes.

En una rueda de prensa, Burgos ha dado cuenta de los acuerdos alcanzados en la Conferencia Sectorial de Vivienda que tuvo lugar ayer y ha recordado que todas estas modificaciones, son una decisión "unilateral" del Ministerio y constituyen un "severo tijeretazo" a las ayudas sociales a la vivienda.

En un comunicado, el Ejecutivo regional ha recordado que las medidas planteadas son la eliminación de las ayudas en caso de exceso de cupo; la supresión de la ayuda a la entrada en la compra de VPO (Vivienda de Protección Oficial); la reducción de las ayudas para la promoción de VPO en alquiler; y la eliminación total de ayudas para la urbanización de suelo para VPO.

Burgos ha cifrado en 57.871.000 euros las pérdidas para La Rioja en materia de política de vivienda. Así, ha recordado que el Ministerio, para este 2010, "elimina cualquier ayuda que exceda los cupos fijados, incluido la reserva del 20 por ciento prevista en el Plan". Esta modificación implica que "835 actuaciones previstas en La Rioja, con un coste de seis millones de euros, no tendrán financiación". Así, de las 440 familias riojanas que se podrían haber beneficiado de esta medida, finalmente, sólo 290 podrán acogerse a ella.

Por lo que respecta al Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación para 2011 y 2012, el Ministerio de Vivienda cancela una de las medidas que "más beneficiaban a los jóvenes". Así se suprimirá la ayuda a la entrada en la compra de VPO, una subvención que se destinaba en un 80 por ciento a jóvenes. Esta modificación implica que "2.800 familias riojanas no dispongan de esta ayuda" que, y supone una pérdida de más de 25 millones de euros.

Además, se reducirá en un 40 por ciento las ayudas para la promoción de vivienda en alquiler. Con este recorte, La Rioja casi 13 millones de euros "al tiempo que 192 viviendas, todas ellas destinadas a los riojanos con menor poder adquisitivo, se quedan sin construir", ha dicho Burgos.

El cuarto recorte afecta a la eliminación total de las ayudas para la urbanización de suelo destinado a la construcción de VPO. Esta cancelación se cuantifica en 1.120.000 euros y afecta a la edificación de 515 viviendas. A consecuencia de ello, Burgos ha vaticinado que "será más difícil financiar a las empresas" por lo que se producirá "un incremento en el precio de la VPO".

Por último, se suprimirá la financiación para las ventanillas únicas, que asciende a 600.000 euros. El consejero ha recordado que hasta ahora el Ministerio aportaba el 60 por ciento del coste de las ventanillas y la Comunidad en 40 restante. De este modo, será necesario "reorganizar el servicio para ver de qué forma podemos intentar dar el mejor servicio posible con menos de la mitad del presupuesto".

Burgos se ha lamentando que "de un día para otro y a traición se rompan los acuerdos firmados" con la Comunidad Autónoma de La Rioja. El consejero se ha referido a la vivienda como un "derecho constitucional" y hablado de los recortes como un "retroceso social".

Además ha criticado el gasto que suponen entidades "inútiles" como la Sociedad Pública de Alquiler o la estructura del propio Ministerio. "Es impresentable que se recorten ayudas sociales a la vivienda y no se haya ahorrado ni un sólo euro en recortar gastos prescindibles", ha dicho.

Burgos ha aclarado que, incluso, la 'Ecociudad' podría verse afectada, ya que el 90 por ciento de las viviendas planificadas dentro de este proyecto son VPO.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.