El presidente del Govern, Francesc Antich, firmará este jueves con el presidente del Consell de Ibiza, Xico Tarrés, el convenio de colaboración en materia de carreteras, mediante el cual el Ejecutivo autonómico aportará un total de 23,5 millones de euros a la isla en un periodo de ocho años para que pueda destinarlos a sus proyectos viarios, entre los que se encuentran la mejora de la carretera de Sant Miquel, la carretera de Sant Joan, la carretera de Ses Salines y el primer cinturón de Vila.

La firma de este acuerdo, aprobada el pasado 17 de julio por el Consell Ejecutivo del Consell de Ibiza, se celebrará a las 10.00 horas en la sede de esta institución y se producirá después de que el 26 de octubre de 2007, Antich anunciara que el Ejecutivo asumía el coste de las carreteras del nuevo convenio que correspondía pagar a los cuatro Consells Insulares y que asciende a la cantidad de 317,65 millones de euros.

De este modo, el Ejecutivo transferirá un total de 254,45 millones de euros al Consell de Mallorca; 29,5 millones al de Menorca; 23,5 millones para Ibiza y 9,8 millones para Formentera, partidas que se sumarán a los 568,6 millones que aportará el Gobierno central.

El retraso en la firma del convenio de carreteras correspondiente a los Consells de Ibiza y Formentera se debió al hecho de que la firma de los acuerdos entre el Ministerio de Fomento y las instituciones insulares se tuvo que aplazar, debido a que el 7 de septiembre de 2007, el Consejo de Ministros sólo había aprobado un único convenio para las dos islas, mediante el cual recibirían 68,8 millones de euros, mientras que, por su parte, la institución insular destinaría 33,7 millones de euros.

Sin embargo, tras la creación del Consell Insular de Formentera, contemplada en el nuevo Estatuto de Autonomía de Baleares, este convenio se tuvo que modificar, con el fin de especificar las inversiones económicas que recibirán cada isla para la construcción de carreteras durante el periodo comprendido entre el 2007 y el 2016.

Así, el pasado 14 de mayo de 2009, el ministro de Fomento, José Blanco, firmó en Palma los convenios de carreteras con los cuatro Consells Insulares valorados en 568,8 millones de euros (431 millones para Mallorca, 68,8 para Menorca, 55,4 para Ibiza y 13,4 para Formentera) y que, según anunció, generarán 2.000 empleos en Baleares hasta el 2017.

Blanco rubricó estos convenios, que contemplan 46 actuaciones, después de que el 24 de abril de 2009, el Consejo de Ministros autorizara la suscripción de dos convenios de colaboración, coordinación y apoyo entre el Ministerio de Fomento y los Consells de Ibiza y Formentera para la financiación y ejecución de obras de carreteras en las islas, así como la modificación de los ya firmados en 2007 con las instituciones insulares de Mallorca y Menorca.

Así, el Ejecutivo central no sólo solventó el citado error, sino que, además, incluyó en los convenios la encomienda de gestión, con el fin de que las instituciones insulares sean las competentes para adjudicar, diseñar y dirigir las obras.

Inversión para cada isla

De esta manera, el nuevo convenio de carreteras para Ibiza establece en el periodo entre 2009 a 2014 una inversión de 55,4 millones de euros por parte del Ejecutivo central (50,1 para obras y 5,3 euros para expropiaciones), mientras que el Govern deberá aportar un total de 23,5 millones de euros.

Por su parte, Formentera recibirá una inversión estatal de 13,4 millones de euros entre 2009 y 2014 (12,9 para obras y 500.000 euros para expropiaciones), mientras que el Ejecutivo autonómico destinará un total de 9,8 millones de euros.

Mientras, el convenio de Mallorca contempla que esta isla recibirá 431 millones de euros por parte del Ejecutivo central durante el periodo comprendido entre el 2009 y el 2017, de los que 41,3 serán para las expropiaciones y 389,7 millones serán para financiar 26 proyectos de carreteras, entre las que se encuentran los accesos a Palma (105 millones), la variante de Son Servera (6,84 millones) y el tercer carril de la autopista de Inca (27 millones). Por su parte, el Govern destinará un total de 254,45 millones de euros.

Finalmente, Menorca percibirá entre el 2009 y el 2014 un total de 68,8 millones de euros por parte del Ministerio de Fomento (63 para financiar seis obras y 5 millone para las expropiaciones), mientras que el Ejecutivo balear aportará 29,5 millones de euros, siendo la obra más prioritaria, según destacó el presidente del Consell, Marc Pons, la variante de Ferrerias, cuya licitación se llevará a cabo en un plazo de dos semanas con una inversión de 25 millones.