El Grupo Popular del Consell Insular de Ibiza ha exigido este miércoles al presidente de la institución, Xico Tarrés, que ponga en marcha de manera inmediata el Plan de Austeridad que se comprometió a aplicar en la institución con motivo de la crisis económica y, para dar impulso a dicho plan, ha renunciado a una de las tres dedicaciones exclusivas de las que dispone.

Según ha explicado en rueda de prensa la consellera Carmen Domínguez, "la iniciativa del PP es sólo un gesto, dado que una dedicación exclusiva del grupo popular sólo suponen 40.800 euros anuales".

Domínguez, sin embargo, ha dicho que esperan que con esta iniciativa "el equipo de Gobierno reaccione e impulse el Plan de Austeridad, reduciendo también en un tercio sus cargos de confianza, lo que supondrían unos diez cargos menos y un ahorro de unos 500.000 euros anuales para la institución".

Para el PP, hasta ahora en el Consell Insular "sólo los funcionarios han hecho un sacrificio viendo recortado su salario para ahorrar en gasto público, pero el presidente sigue decepcionando a los ciudadanos porque, en momentos de crisis, no sólo no se aprieta el cinturón como hacen todos, sino que sigue derrochando a manos llenas en cargos de confianza, informes y estudios externos y publicidad y autobombo".

En relación con los cargos de confianza, la consellera ha señalado que, además de los 330.000 euros anuales que cuesta el personal del Gabinete de Presidencia (incluyendo el Secretario Técnico de Presidencia, la jefa de protocolo y su auxiliar, el jefe de prensa, la secretaria del Presidente, una persona encargada del control publicitario, un Técnico Superior de Economía y un Técnico Superior de Ciencias de la Información), en el último trimestre del año pasado se pagaron facturas por más de 25.000 euros en asistencia técnica a prensa y presidencia, "lo que equivaldría a la contratación de una persona más para todo el año". "DERROCHES"

A esto, además, hay que añadir los "gastos innecesarios y derroches" como, según las facturas de 2009, "el pago de más de 1.700 euros para la asistencia por parte de la jefa de protocolo a jornadas, los 1.350 euros que costó un curso de comunicación eficaz y portavocía para la consellera Patricia Abascal, los cerca de 12.000 euros en gastos de viajes y varios del Secretario General de Presidencia o los 214 euros de peluquería para fotos del presidente".

Asimismo, Domínguez ha criticado los más de 200.000 euros que se pagaron en 2009 por una veintena de estudios, informes, consultorías y asistencias técnicas "que contradicen los argumentos del presidente que defiende que pretende hacer una administración fuerte ya que, de ser así, no haría falta contratar estos trabajos a empresas externas".

Para el PP, la mayoría de estos informes son "completamente innecesarios". Entre éstos, los 'populares' han detallado el estudio de público visitante a la isla de Ibiza en temporada media y alta 2008.

En lo que respecta a este estudio, en opinión de la formación conservadora, "quizás sería mejor y más rentable haberlo enfocado al visitante de temporada baja o como el estudio de desarrollo de productos turísticos prioritarios para la dinamización turística y desestacionalización, que se podrían haber ahorrado con leer el Plan de Marketing hecho la pasada legislatura".

Por último, el Grupo Popular ha reiterado sus acusaciones sobre el dispendio del Ejecutivo insular en publicidad y ha denunciado que "hay medios de comunicación que se llevan 120.000 euros anuales en publicidad a través de concurso y que aún reciben 24.000 euros más".

El PP ha vuelto a denunciar los "elevados gastos" en encartes y publicidad de "una gestión que no se ha hecho" como es el caso de la revista del Consell, que cuesta 60.000 euros anuales.

Para la consellera, "el presidente vive en una realidad virtual, en otro plano distinto al del resto de los mortales, pero el equipo de Gobierno siempre nos tendrá a su lado para luchar contra la crisis y ayudar a los ciudadanos si en lugar de titulares nos ofrece realidades para conseguirlo".