El Aeropuerto de Sevilla ha atendido a más de 30.400 personas con movilidad reducida (PMR) gracias al servicio de atención que se desarrolla en colaboración con el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), desde que entrara en vigor, el 26 de julio de 2008, el reglamento del Parlamento Europeo por el que se regula la asistencia a este tipo de pasajeros.

Según ha informado Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) en un comunicado, la proyección de este tipo de asistencia ha sido creciente desde que se pusiera en marcha este servicio a personas con movilidad reducida. En una sola jornada los agentes del servicio han llegado a atender a más de un centenar de pasajeros con movilidad reducida, no obstante, la media diaria suele rondar las 45 personas.

Por categorías, el 55,2 por ciento de las personas a las que se ha prestado apoyo eran pasajeros que no podían recorrer largas distancias en su tránsito entre el terminal y el avión. En torno al 15 por ciento están los que fueron atendidos porque sus posibilidades de caminar eran nulas o casi nulas, de modo que se les acompañó en todo su itinerario y se les acomodó en el avión.

Alrededor de un 13 por ciento representan los pasajeros con algún tipo de discapacidad intelectual, mientras que cerca del cinco por ciento eran invidentes y en torno a un dos por ciento eran personas sordas o sordomudas.

En qué consiste el servicio

Todos los aeropuertos de la red disponen de puntos de encuentro señalizados tanto dentro como fuera de los edificios terminales —aparcamientos, zonas de llegadas, áreas de facturación—, en los que los pasajeros pueden comunicarse con los agentes del servicio e iniciar su itinerario con la asistencia necesaria.

En el aeropuerto de salida el servicio consiste en la recogida de la persona en el punto de encuentro y acompañamiento al mostrador de facturación; ayuda en los trámites necesarios para facturar; acompañamiento hacia la zona de embarque, pasando los controles de seguridad o aduanas si fuera necesario; embarque, y desplazamiento hasta el asiento designado en el avión.

En el aeropuerto de llegada las actuaciones serían la ayuda con el equipaje de mano; desplazamiento desde el asiento hasta la puerta del avión y desembarque; desplazamiento hacia la sala de equipajes, pasando los controles necesarios, y desplazamiento hasta un punto de encuentro solicitado. En los tránsitos o conexiones se presta la asistencia requerida, incluyendo, si procede, maniobras de embarque, desembarque, o traslados por el edificio terminal, entre otros.

El pasajero con movilidad reducida habrá de solicitar este servicio 48 horas antes de la fecha del viaje y cuando adquiera su billete. Opcionalmente, podrá contactar con AENA —a través del teléfono 902 404 704 o la web www.aena.es—. No obstante, AENA, que hace el seguimiento del servicio con el Cermi, persigue el máximo nivel de calidad en todas las asistencias, con independencia del nivel de preaviso.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.