Los ministros de Fomento de España y Portugal, José Blanco y Antonio Mendonça, respectivamente, han reafirmado su "compromiso" con la construcción del AVE Madrid-Lisboa, una infraestructura que ambos países consideran "absolutamente prioritaria" y cuya finalización irá "acompasada" a ambos lados de la frontera.

Blanco y Mendonça han mostrado el compromiso de sus respectivos gobiernos con esta infraestructura durante la visita que han realizado este miércoles a las obras del tramo Montijo-Badajoz del AVE, en las que han presenciado una prueba de carga del viaducto sobre el río Alcazaba.

En su intervención tras este prueba, José Blanco ha asegurado que "antes de final de año" estarán licitados todos los tramos de la parte extremeña de esta línea de alta velocidad, y en esta legislatura "estará toda la línea en obras".

Se trata de "un compromiso muy importante" ha señalado Blanco, quien ha anunciado que para cumplirlo, el Gobierno reforzará el "impulso" a esta infraestructura en 2011 a través de régimen concesional, "es decir, de la colaboración público privada, que permitirá la ejecución de las restantes obras e instalaciones del resto de la línea".

En ese sentido, ha anunciado una "inversión extraordinaria, de en torno a 3.000 millones de euros" a través de este régimen concesional. "Ese es el esfuerzo, el compromiso y la garantía de que esta obra ya es imparable", ha aseverado.

Por su parte, su homólogo portugués, Antonio Mendonça, ha querido reafirmar "la importancia que el Gobierno portugués atribuye a este proyecto", que permitirá la unión entre Lisboa y Madrid. (Habrá ampliación)

Consulta aquí más noticias de Badajoz.