La consejera de Presidencia de la Junta de Andalucía ha afirmado que "no hay ninguna brecha o distanciamiento" con el Gobierno de España pero que eso no quiere decir que la Junta no vaya a seguir defendiendo, "como siempre, los intereses de Andalucía".

En rueda de prensa, Moreno ha insistido en la idea de que "defender los intereses de Andalucía siempre ha significado, una veces coincidir y otras veces discrepar" con el Gobierno central.

En ese sentido, ha recordado que el Gobierno socialista del que forma parte "lleva 30 años en Andalucía haciendo compatible una gran 'S' de socialista con una gran 'A' de Andalucía", algo que, además, va a seguir haciendo "con un altísimo nivel de coincidencia con el Gobierno de España y con discrepancias puntuales que expresaremos en cada momento".

Dichas discrepancias "puntuales" han surgido en las últimas horas en torno a los recortes de las inversiones en Obras Públicas y en Vivienda. Moreno, que no quiso valorar las propuestas para la eliminación de las ayudas a los solicitantes de Viviendas de Protección Oficial (VPO) planteadas por el Ministerio y se remitió "a las declaraciones del presidente de la Junta de Andalucía", José Antonio Griñán —que ha rechazado este cambio "drástico"—, sí afirmó que, en el caso de la Consejería de Obras Públicas, será ésta la qué decida "qué hace y cómo lo hace" a partir de los recortes planteados por el Gobierno de España.

En esta línea, aseguró que "es evidente que las decisiones que se tomen" a partir de ahora dependerán, principalmente, "de la ejecución de las obras". "Es decir, habrá unos planes de reprogramación, otros de derivación a la colaboración público-privada y, desde luego, teniendo en cuenta un escenario cuyas circunstancias cambian por cuestiones prácticas" como la aparición de unos restos arqueológicos que retrasen una obra o cualquier problema que pueda surgir con una constructora, ejemplificó Moreno.

Si eso ocurre, afirmó, los fondos que estaban destinados a ese proyecto "se asignan inmediatamente a otra obra, por lo que en Obras Públicas, el nivel de ejecución es un factor siempre muy determinante a la hora de cerrar un ejercicio".

"tensiones territoriales"

Por otro lado, preguntada al respecto de la manifestación celebrada ayer en Motril para exigir el fin de los retrasos en las obras de la A-7 y a la polémica surgida con la integración de la Alhambra en la futura Agencia de Instituciones Culturales, Moreno admitió que "tensiones territoriales siempre ha habido y habrá en el seno de España, de Andalucía y de cualquier provincia o comarca".

"Esto es algo usual a lo que se enfrentan los gobernantes de todos los niveles a diario, porque hasta en una ciudad hay tensiones entre barrios", dijo Moreno sobre esa supuesta "tensión" entre la Junta de Andalucía y Granada, algo que zanjó argumentando que "la obligación" del Gobierno andaluz es, no obstante, "practicar una política de cohesión que respete los intereses y las sensibilidades de todos los territorios".

"Es además lo que venimos haciendo de forma muy razonable, con independencia de que siempre han existido y existirán tensiones territoriales", concluyó.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.