Endesa ofrecerá a partir del último trimestre de este año un punto de recarga de vehículos eléctricos en su sede de Palma, ubicada en Sant Joan de Déu, destinado a los ciudadanos que cuenten con este tipo de coches sostenibles, que permiten una reducción de emisiones contaminantes del sector del transporte, así como una mayor eficiencia energética respecto a los vehículos con motor térmico.

Así, el presidente del Govern, Francesc Antich, y la alcaldesa de Palma, Aina Calvo, han inaugurado esta mañana los dos puntos de recarga instalados por Endesa, uno dirigido a los trabajadores de esta compañía eléctrica, y el otro destinado a los ciudadanos en general, que se suma al punto gratuito de recarga de vehículos eléctricos que ha puesto en marcha el Ayuntamiento de la capital balear en el parking de Vía Roma, a los que se añadirán cinco más en los próximos meses .

El responsable de Planificación de Redes de Endesa, Juan Frau, ha destacado que el coste de la recarga es seis veces inferior al de la gasolina, ya que asciende a 1,5 euros para 100 kilómetros de autonomía, frente a los 10 euros de gasto de combustible para recorrer esta distancia con el vehículo tradicional.

No obstante, ha recordado que los vehículos eléctricos, que en la actualidad hay entre 10 y 15 en Palma, tienen un coste que oscila entre los 15.000 euros los más sencillos y los 30.000 euros aquellos que cuentan con más prestaciones. Por su parte, el coste mínimo de una moto eléctrica alcanza los 6.000 euros y, en estos momentos, Frau ha apuntado que sólo hay dos de este tipo en todo Mallorca.

Pese al elevado precio tanto de las motos como de los coches eléctricos, ha destacado que a largo plazo, resultan más baratos que los vehículos y las motos tradicionales, debido a que el coste de la carga eléctrica es muy inferior al del combustible, al tiempo que el mantenimiento también es más asequible, debido a que el motor es eléctrico y no térmico y, por tanto, no requiere de aceite.

Frau ha confiado en que disminuya el precio de este tipo de vehículos en los próximos años, cuando se empiecen a fabricar en serie, algo que, de momento, no sucede, debido a que aún es muy limitado el número de ciudadanos que optan por este tipo de coches y motos, que funcionan con electricidad.

Ayudas para la compra de vehículos eléctricos

Por esta razón, ha recordado que el Ejecutivo central está subvencionando con entre 6.000 y 7.000 euros la compra de un coche eléctrico, al tiempo que prevé, a través del Plan Movele, la instalación de 546 puntos de recarga para este tipo de vehículos, si bien únicamente en Madrid (280), Barcelona (191) y Sevilla (75).

Por otro lado, el responsable de Planificación de Redes de Endesa ha informado de que en los dos puntos de recarga instalados en la sede de esta empresa, se da la posibilidad de una recarga rápida, que dura entre 15 y 30 minutos, y una lenta, que se prolonga entre seis y ocho horas. Así, ha indicado que una vez recargado, el vehículo tiene una autonomía para circular 150 kilómetros.

Frau ha manifestado que el objetivo es que cuando se generalicen este tipo de vehículos, los hogares puedan contar con los dispositivos eléctricos para recargarlos, si bien ha apuntado que habrá que esperar hasta el primer semestre de 2011, fecha en la que se prevé que se normalice un conector para toda Europa, lo que provocará la fabricación en serie tanto de los coches, como de las motos eléctricas.