La ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, ha reconocido la necesidad de buscar soluciones a nivel europeo para el sector lácteo, y ha defendido la necesidad de que los contratos entre productores y empresas se acaben convirtiendo en "normalidad" para garantizar el precio, el abastecimiento y la recogida. "Es un avance en el que hay que seguir trabajando", dijo.

Espinosa comentó también que se baraja que estos tengan un carácter "prácticamente obligatorio" para que salven "algunas de las dificultades que los países tenemos con la defensa de la competencia". "Son alianzas para que funcione la cadena y para la protección de la parte más débil, los ganaderos", remarcó.

La responsable ministerial aseguró que en la actualidad este tipo de contratos se utilizan en España en el 50% de los casos, y reseñó que lo óptimo es que fueran más ágiles pero "el sector no estaba habituado", indicó.

Elena Espinosa ha señalado, después de inaugurar una estación de tratamiento de agua potable para los concejos del occidente asturiano, que el sector lácteo atraviesa "desde hace mucho, mucho tiempo" una situación "delicada" para la que "ya no valen" soluciones nacionales, como el Plan Estratégico impulsado por el Gobierno central, sino que es necesario tomar medidas en el ámbito europeo ya que la situación es "prácticamente igual en todos los Estados miembros".

Asimismo, ha asegurado que en España los precios medios de la leche en origen están por encima de la media de la Unión Europea. "Si tenemos precios bajos, ya pueden saber de qué precios estamos hablando", concluyó.

Consulta aquí más noticias de Asturias.