El 82 por ciento de las empresas de Baleares ha llevado a cabo ajustes durante el primer semestre de 2010 para paliar los efectos de la crisis económica, según se desprende del primer informe 'Perspectivas Baleares' elaborado durante el segundo trimestre del presente ejercicio por la firma nacional de servicios profesionales KPMG.

En rueda de prensa, el director de la consultora en el archipiélago, Eliseo Llamazares, ha anunciado que el 75 por ciento de los 50 directivos consultados para realizar el estudio ha adoptado medidas para recortar sus costes, mientras que el 41 por ciento ha optado por reducciones de plantilla en su empresa.

En términos generales, el análisis revela que el 90 por ciento de los encuestados en Baleares considera que la coyuntura económica española es mala o muy mala, si bien el 45 por ciento cree que será peor o mucho peor en seis meses, mientras que el 51 por ciento prevé que la situación continuará igual. No obstante, no es hasta mediados de 2011 cuando se espera una cierta recuperación, puesto que el 35 por ciento de los directivos confía en que la economía irá mejor en un año, a pesar de que el 41 por ciento apostille que mantendrá la dinámica actual.

Por lo que se refiere a las actuaciones encaminadas a cambiar el modelo económico balear, el 43 por ciento de los empresarios asevera que el aumento de la calidad en el sector turístico debería ser la medida prioritaria, mientras que el 27 por ciento y el 18 por ciento se han mostrado partidarios de potenciar la educación e invertir en I+D. (

Habrá ampliación)