El síndico de Aran, Francés Boya, se ha mostrado muy satisfecho con la aprobación este martes de la Ley de Veguerías en el Parlament, al considerarla un "gran avance" en la singularidad de Aran en Catalunya.

A su juicio, "las instituciones de autogobierno deben ser principalmente referente administrativo y territorial de los mismos ciudadanos de Aran".

La Cámara catalana aprobó con los votos a favor de PSC, ERC e ICV-EUiA, y los votos en contra de CiU, PP y el Grupo Mixto, la nueva estructura territorial de Catalunya, que supondrá la división del territorio en siete veguerías que sustituirán a las cuatro provincias actuales.

La aplicación completa de la ley no será inmediata ya que es necesario llevar a cabo la modificación de leyes orgánicas, algo que solo pueden hacer la Cortes. En una primera fase se crearán cuatro veguerías: Barcelona, Tarragona, Lleida y Girona que reemplazarán a las actuales provincias. Tras las modificaciones necesarias en las Cortes, estas veguerías se subdividirán para crear tres más: Catalunya Central, Terres de l'Ebre y Alt Pirineu i Aran.

La norma prevé fortalecer la relación bilateral del Gobierno aranés con la Generalitat, y prevé que el Consejo de Veguerías delegue a la máxima institución aranesa sus funciones y competencias.

Consulta aquí más noticias de Lleida.