El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), aseguró hoy que el Ayuntamiento intentará "particularizar lo más posible" la aplicación del Plan de Ordenación Viaria del Casco Antiguo y Protección de la Zona Monumental, que implica modificar la ordenanza de Ciclistas y Peatones y una resolución relativa a la ordenación del tráfico. Según dijo, la "congestión" circulatoria del centro obtendrá respuestas "genéricas y particulares" a través de las autorizaciones temporales o permanentes que la modificación de la citada ordenanza contempla como salvedad a la prohibición de circular más de 45 minutos por el centro entre las 08,00 y las 22,00 horas.

En rueda de prensa, el alcalde reaccionó a la polémica suscitada al anunciar el sector del comercio acciones judiciales contra los aspectos comprendidos en la modificación de la vigente ordenanza municipal de Ciclistas y Peatones, una modificación que debe ser aprobada por la junta local de gobierno y el pleno del Ayuntamiento. Junto a esta modificación, una resolución de la autoridad competente en ordenación del tráfico regulará la aplicación del Plan de Ordenación Viaria del Casco Antiguo y Protección de la Zona Monumental.

El plan delimita su ámbito de aplicación según el trazado de la antigua muralla, a excepción de los entornos de las calles Marqués de Parada y Julio César y del Postigo del Carbón, y divide el casco histórico en cuatro zonas —noreste, noroeste, sureste y suroeste—, con varias entradas y salidas cada una, todas ellas vigiladas por cámaras de visión artificial que captarán la matrícula de los vehículos para identificarlos. A través de la citada modificación de la ordenanza municipal de Ciclistas y Peatones, que conservará "el cuerpo esencial de derechos y obligaciones de los ciudadanos que acceden al centro en vehículo privado", según informó el Consistorio, se "regulará la acreditación de residentes o usuarios de garajes", entre otros aspectos, y se establecerán la zona de acceso restringido y el régimen sancionador.

Caso a caso

De tal modo, y siempre según el Ayuntamiento, el articulado que se prepara contempla diversas "situaciones jurídicas" del ciudadano en cuanto a los accesos al casco histórico, como es el caso de los residentes acreditados del centro que posean un vehículo privado y que, dada su condición, gozarán de libre acceso y circulación ilimitada en la zona intramuros. Los titulares de una plaza de estacionamiento o adjudicatarios de sus derechos de uso, igualmente, gozarán de libertad para entrar y salir del centro y circular por su interior sin restricciones.

Los vehículos de los servicios públicos y de emergencias, además de los suministros, gozarán también de libre acceso y salida al casco histórico, mientras obtendrán la acreditación de "autorizados temporales" los conductores con necesidad "puntual" de acceder al casco histórico, como es el caso de los clientes de establecimientos hoteleros, los servicios a domicilio, el transporte escolar, los vehículos de mudanza o los vehículos de distribución de mercancías, por ejemplo.

Los clientes de hoteles, en ese sentido, tendrán libertad de circulación desde su día de llegada hasta su marcha y los vehículos de distribución capilar de mercancías y suministros tendrán una acreditación "particular" y un horario propio de acceso y salida. Los conductores de movilidad reducida acreditados gozarán, de su lado, de libre acceso y estacionamiento a cualquier hora.

"no se cierra"

En cuanto al resto de conductores "no acreditados o autorizados", a excepción de los usuarios de motocicletas o ciclomotores, sus trayectos por el casco histórico se limitarán a 45 minutos entre las 08,00 horas y las 22,00 horas "siguiendo un itinerario establecido de acceso y salida", según las previsiones del Ayuntamiento.

Sobre toda esta regulación, el alcalde advirtió de que estas medidas "lo único que hacen es descongestionar el centro", por lo que el casco histórico "no se cierra ni a los residentes, ni a los comerciantes, ni a nadie. "Lo que se hace es regular adecuadamente para que el centro sea un espacio de bicicletas, peatones y transporte público", zanjó el alcalde. A tal efecto, aseguró que a través de las mencionadas acreditaciones, "procuraremos particularizar lo más posibles, ir al mil por mil de las particularidades para que todo el mundo salga contento".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.