El precio de los hoteles de Palma se ha situado en los 140 euros en julio, lo que supone un incremento de cerca de un 1 por ciento respecto al mismo mes de 2009, cifra que sitúa a la capital balear en la segunda posición del ranking de ciudades españolas en las que es más caro acceder a este servicio, sólo por detrás de San Sebastián (145 euros).

Así se desprende del índice de precios hoteleros que elabora la web de viajes Trivago, y que establece que Barcelona es la localidad en la que más ha subido en términos interanuales el precio de la habitación de hotel, un 23 por ciento, hasta alcanzar los 110 euros.

En Málaga, el coste de una noche ha ascendido a los 85 euros, lo que supone un incremento del 12 por ciento en relación a julio del año pasado; mientras que el precio de la habitación en Madrid se sitúa en los 96 euros, un 10 por ciento más que hace un año. El Valencia, por su parte, se ha registrado un alza del 5 por ciento, hasta alcanzar los 82 euros.

Cabe destacar también el descenso del 22 por ciento en Pamplona, que este año celebra los San Fermines con un precio medio de 130 euros la noche, frente a los 168 euros de 2009.

De este modo, las ciudades más caras para pasar la noche en España son San Sebastián (145 euros), Palma de Mallorca (140 euros), Barcelona (136 euros), Pamplona (130 euros) y Santander (113 euros); mientras que entre las más baratas encontramos Zaragoza (57 euros), Murcia (60 euros), Córdoba (62 euros), Valladolid (65 euros) y Granada (66 euros).

La evolución alcista ha predominado también entre las principales capitales europeas, con incrementos del 17 por ciento en Londres (183 euros), el 10 por ciento en París (147 euros), el 8 por ciento en Roma (129 euros) o el 2 por ciento en Berlín y Praga (89 y 84 euros, respectivamente). ESPAÑA,

De las más baratas

En total, la media española se sitúa en los 94 euros por noche, tres euros más que en el mes de junio, por lo que el país continúa siendo uno de los más económicos del continente, junto a Portugal (95 euros) y diversos países de la Europa del Este, como Bulgaria (68 euros), Polonia (72 euros), Rumanía (75 euros) y Hungría (77 euros).

En el polo opuesto se encuentra Suiza, el país más caro de Europa con una media de 174 euros; y Rusia, cuya habitación doble se sitúa en los 151 euros por pernoctación.