El Govern solicitará al Ejecutivo central que en el próximo contrato público de las líneas marítimas declaradas de interés público se fijen unos precios máximos también para las mercancías, y no sólo para los pasajeros y vehículos, y, así, las islas no se vean tan afectadas por el encarecimiento que sufren los productos que llegan de fuera.

Además, pedirá que la Dirección General de Marina Mercante elabore un informe económico de pasajeros y mercancías entre Baleares y la Península, con el objetivo de determinar el precio real de estas líneas marítimas, tal y como ha anunciado el Gobierno central que haría con el trayecto de Ceuta.

Así lo ha trasmitido hoy la directora general de Transporte Aéreo y Marítimo, Joana Amengual, quien se reunió con el director general de Comercio, Pere Trias, el de Promoción Industrial, Antoni Femenias, los consellers insulars de Movilidad de Menorca, Damià Borràs, e Ibiza, Albert Prats y los representados de la Cámara de Comercio, la Asociación de Usuarios y Transportistas y empresarios del sector de la alimentación, la industria y el comercio de Baleares.

En el encuentro, que fue convocado a petición de los sectores afectados por los elevados costes del transporte marítimo, se ha hecho hincapié en algunos aspectos como la escasa competitividad en el transporte marítimo de mercancías o el hecho de que la insularidad y la doble insularidad representa una duplicidad de costes.

En este sentido, el sector ha destacado que, según un estudio de la Comunidad Europea de mayo de 2003, el transporte de mercancías entre la Península y las islas es entre dos y cuatro veces más caro que el del resto del continente europeo, ha informado la Conselleria de Medio Ambiente y Movilidad en un comunicado.

Por otro lado, Amengual ha subrayado la intención de su departamento en participar en el Congreso Med Freight Conference 2010, que se llevará a cabo en Barcelona los próximos 13 y 14 de octubre, en el que se darán cita los principales operadores de transporte marítimo europeos. Según ha indicado, la asistencia a este acto responde al interés de la Conselleria en que, en un futuro próximo, nuevos operadores marítimos puedan dar servicio a las islas.

Tanto la Cámara de comercio, como la Asociación de Usuarios y Transportistas han mostrado su apoyo a esta iniciativa, que busca, entre otras cosas, abaratar los altos costes en el transporte que soporta Baleares y que repercutirá de manera positiva sobre la economía de las empresas y ciudadanos.