La cooperante valenciana fallecida en el accidente de tráfico ocurrido este martes en las inmediaciones de la ciudad peruana de Cuzco se diplomó en Educación Social y trabajaba como educadora en un centro de acogida de menores de Xàtiva (Valencia), regido por religiosas Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, que se encuentran "conmocionadas y profundamente apenadas", según ha informado este miércoles el Arzobispado en un comunicado.

Además, María José Such, de 30 años, fue monitora del movimiento diocesano 'Junior' de la parroquia de la localidad de Navarrés y una "gran colaboradora" que acudía a la iglesia "siempre que se le necesitaba", según ha explicado el párroco de esta localidad, Germán Oltra. La fallecida llevaba un año casada con su marido, Alan Boluda, de 34 años, que resultó herido en el mismo accidente.

Según el sacerdote, "era muy querida por todos, porque estaba dispuesta siempre a ayudar y siempre de buen humor". A pesar de que María José y su marido vivían en la localidad de Llosa de Ranes, "continuamente estaba ofreciéndose a colaborar con la parroquia de Navarrés y hace tan sólo 15 días que había venido a visitarnos", ha declarado.

"Desde que recibió aquí el Bautismo y la primera Comunión ha sido una feligresa muy comprometida", según el párroco, quien ha indicado que al concluir el curso, a finales de junio, viajó a Perú con su marido para colaborar durante 25 días de sus vacaciones en un proyecto de una ONG peruana.

María José Such ha sido una de las cuatro mujeres fallecidas en el accidente de tráfico que tuvo lugar este martes a 30 kilómetros de la ciudad andina de Cuzco, en el que también han resultado heridas otras seis personas, cinco de ellas de nacionalidad española, entre las que figura su marido, Alan Boluda.

Consulta aquí más noticias de Valencia.