El ministro de Fomento, José Blanco, anunció hoy en Grado que la inversión de cuatro millones de euros por parte del Ministerio de Fomento permitirá abrir "en el menor plazo posible, es decir a finales de mes o en los primeros días de agosto" la nueva variante que permita reabrir al tráfico la N-634 entre Salas y Cornellana, cortada a la altura de Villalón por las inundaciones registradas a finales del pasado mes.

Blanco, que visitó hoy las obras que están llevando a cabo con carácter de urgencia tras inaugurar el tramo Grado-Doriga, de la autovía Grado-La Espina, mostró su agradecimiento a todos los vecinos de la zona por su colaboración para lograr que esta vía esté lista en el menor plazo posible.

El titular de Fomento se acordó también de los vecinos de la localidad de El Bao y afirmó que el Gobierno "está cerrando la solución" que se va a llevar a cabo en el tramo de la N-634 que a mediados de junio hubo que derribar para desalojar el agua que inundó varias casas de la localidad en el concejo de Navia.

"El objetivo es evitar que se repitan situaciones como la ocurrida", dijo Blanco, que aseguró que el consejo de Ministros aprobará esta semana en Consejo de Ministros nuevas medidas para hacer frente a los daños ocasionados en Asturias por las fuertes lluvias. Blanco indicó que la prioridad del Gobierno de España es devolver la normalidad a los zonas afectadas en el menor tiempo posible.

Por su parte el presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, agradeció al Gobierno de España el esfuerzo llevado a cabo para ayudar a la región a reponerse de las consecuencias de las "mayores riadas del siglo".

"En poco tiempo nos hemos recuperado en cierto modo gracias a la colaboración entre administraciones", dijo Areces que indicó que los decretos aprobados ya por el ejecutivo contribuirán a recuperar la normalidad de las numerosas zonas del Principado que se vieron afectadas por las lluvias.

Consulta aquí más noticias de Asturias.