El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Biodiversidad del Gobierno de Cantabria, Jesús Oria, ha valorado la propuesta de Bruselas de aumentar a 15.600 toneladas las capturas de anchoa en el golfo de Vizcaya, una noticia "enormemente positiva" tanto para el sector como para la propia Administración.

En su opinión, ello se debe al "esfuerzo" realizado durante los cinco años de veda en el caladero, y se ha mostrado convencido de que la especie "devolverá con creces" la inversión realizada durante ese periodo.

En declaraciones a Europa Press, el consejero ha destacado que la propuesta de la Comisión Europea ha sido "bien recibida" por los pescadores y, también, por las administraciones, ya que las ayudas concedidas por la paralización de la pesquería se podrán destinar a otros fines en el próximo ejercicio.

La redistribución de las inversiones se verá, según ha explicado, cuando se aborden los Presupuestos de Cantabria para 2011, pero ha asegurado que "va a salir beneficiado el sector primario" en su conjunto, ya que las subvenciones que se acuerden se repartirán entre pescadores, agricultores y ganaderos.

Oria también ha subrayado que todos los informes científicos "coinciden" en la recuperación de la biomasa de la anchoa, de forma que hay "cantidad suficiente" de stock como para "aumentar" el cupo de las capturas en el caladero del Cantábrico.

Salvaguardar la anchoa

Además, ha recalcado que la propuesta de Bruselas aboga por ir revisando el stock de anchoa, lo que constituye una "salvaguarda" para la especie, que es "lo primero", ha recordado.

La Comisión Europea ha propuesto este miércoles aumentar las capturas de anchoa en el golfo de Vizcaya hasta 15.600 toneladas para la temporada que se inicia este mes y durará hasta el 30 de junio de 2011, al constatar que los informes científicos confirman que el stock está "en buen estado" y dentro de los límites biológicos de seguridad.

En concreto, Bruselas propone autorizar la pesca de 15.600 toneladas entre el 1 de julio de 2010 y el 30 de junio de 2011, lo que representa el 30% de la biomasa estimada, aunque advierte de que la cuota definitiva podrá "actualizarse" en función de si los comités científicos internacionales confirmen los datos de recuperación.

La pesquería de la anchoa cantábrica se reabrió el pasado diciembre tras una veda de cinco años con un Total Admisible de Capturas (TAC) provisional de 7.000 toneladas, condicionado a los datos científicos de esta primavera. El aumento de la cuota que propone ahora Bruselas se basa en los informes científicos más recientes "que confirman que el stock está en buen estado y por encima de los límites biológicos de seguridad".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.