El consejero de Economía y Hacienda, Ángel Agudo, ha asegurado este miércoles que el proceso de recuperación "es un hecho" en Cantabria y ha confiado en que los datos se trasladen cuanto antes al empleo que, según ha reconocido, será el "último" indicador en constatar esa mejoría.

La intensidad y la duración de la recuperación va a depender, a su juicio, de la evolución del crédito, del comportamiento de los socios comerciales y de los efectos de las políticas de ajuste.

También influirán las expectativas de los ciudadanos y no tanto medidas como la subida del IVA que, en su opinión, "no va a tener un efecto muy significativo" en el consumo y el crecimiento económico.

Para el consejero, los datos económicos conocidos en los últimos meses llevan a un "moderado optimismo", aunque no exento de "incertidumbres". Entre ellas, el consejero ha señalado elementos de carácter transitorio que pueden incidir en los indicadores, como la finalización del Plan E y de las ayudas a la compra de coches, o las consecuencias de la nube volcánica sobre el turismo.

También hay incertidumbres sobre la situación financiera, ya que la restricción de crédito "puede tener efectos" sobre el consumo y la inversión, "y no positivos". Y el tercer factor de incertidumbre que influirá en la recuperación es el comportamiento de los socios comerciales, fundamentalmente de Europa, que es el destino de la mayor parte de las exportaciones cántabras.

En este sentido, Agudo considera "preocupante" la decisión alemana de apostar por el ajuste del gasto, cuando su función debería ser en este momento "ejercer de verdad de locomotora económica de Europa". Según el consejero, la situación de las cuentas alemanas "no justifica" el ajuste.

En cualquier caso, insiste en que la recuperación en Cantabria "es evidente" y ya están creciendo el consumo y la inversión, factores necesarios para que después se puedan trasladar los datos al mercado de trabajo que, por el momento, muestra una senda descendente en lo que respecta a la destrucción de empleo.

Agudo ha confiado en que esos datos de recuperación se mantengan en el tiempo, sean cada vez "más robustos" y "se trasladen al empleo", para que tenga tasas positivas "cuanto primero mejor".

"moderado optimismo"

Entre los datos que justifican el "moderado optimismo" que defiende el consejero destacan el aumento del índice de comercio minorista y de las matriculaciones, la mejoría de la inversión en bienes de equipo, el crecimiento de las exportaciones e importaciones, y la ralentización de la caída de la construcción.

En este último caso, ha puesto el énfasis en dos indicadores adelantados, como son el incremento del número de viviendas iniciadas y el de los visados, datos que, a su juicio, indican que "algo se empieza a mover".

Por lo que respecta a otros sectores, ha resaltado la mejora del índice de producción industrial y de la cifra de negocio del sector servicios y ha destacado cómo las gráficas muestran que se tocó fondo a finales de 2009 y se empieza a remontar en lo que va de 2010.

En cuanto al mercado de trabajo, ve "síntomas claros de desaceleración" en el ritmo de destrucción de empleo y ha subrayado que el descenso del paro en junio con respecto al mes anterior es en términos absolutos el mayor alcanzado en un mes de junio desde 2001 y el segundo más destacado en términos relativos. Por su parte, la Seguridad Social acumula cinco meses en tasas positivas, aunque "pequeñas". EXPECTATIVAS

Con todos estos datos, unido al impulso dado en la región al cambio de modelo económico, Agudo está convencido de que Cantabria "tiene expectativas de salida a futuro" que no tienen muchas comunidades autónomas y también cree que la región "va a tener un despegue mucho mayor".

El consejero ha resaltado que el cambio de modelo económico en Cantabria no es sólo "teórico" y ha recordado que se sustenta en buena medida en la apuesta por las energías renovables. Dentro de éstas, ha destacado, por un lado, la energía del mar (eólica marina y mareomotriz), en la que Cantabria puede ser "vanguardia mundial"; y por otro, el concurso eólico (terrestre), que se acompaña de inversiones industriales y tecnológicas.

En este sentido, ha lamentado que "en el panorama político" hay quien se opone a esta apuesta y "quien quiere ganar las elecciones para pararlo". Además, ha criticado que "lo más moderno" del Partido Popular es "lo que más se opone" a este proceso.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.