De esta forma, el precio medio de la vivienda en Baleares es un 7,7 por ciento más caro que la media estatal, situada en 2.402 euros, cifra un 0,45% inferior a la existente a cierre del mes de mayo (2.412 euros por metro cuadrado).

El estudio de este portal inmobiliario señala que los pequeños repuntes que se registraron en mayo en algunas capitales de provincia han dado paso de nuevo a caídas "moderadas". Así, según pisos.com, los precios aún no se han estabilizado, aunque su "gran ajuste" parece haber tenido lugar ya.

Por provincias, Baleares se posiciona como la séptima más cara. En cuanto a las capitales de provincia, Palma se sitúa como la décima más cara, con un precio medio por metro cuadrado de 2.670 euros. Por su parte, Santa Eulalia del Riu muestra uno de los mayores descensos semestrales. El informe elaborado por pisos.com revela que las principales variaciones trimestrales al alza en el archipiélago se localizaron en Campanet (+8,28%) y Sant Llorenç Des Cardassar (+7%), y a la baja en Alaró (-7,33%) y Sant Josep de Sa Talaia (-5,29%).

Entre los municipios, los únicos que experimentaron subidas en los precios inmobiliarios son Alaior (+1,22%), Alcúdia (+0,26%), Eivissa (+0,19%) y Llucmajor (+0,13%), mientras que, en el lado opuesto, los municipios que registraron las mayores caídas son Santa Eulàlia del Riu (-14,55%) y Sant Josep de Sa Talaia (-10,54%), en Ibiza.

Por último, los municipios más caros de la comunidad son Calvià (3.378 euros/m2), Eivissa (3.275 euros/m2), Sant Lluís (3.199 euros/m2) y Pollença (3.155 euros/m2). Entre los más baratos figura Manacor (1.769 euros/m2), Muro (1.803 euros/m2) y Sa Pobla (1.810 euros/m2).