La Policía Nacional ha puesto en marcha la 'Operación Verano' en Sevilla para garantizar la seguridad durante los meses estivales, incrementando los efectivos policiales en el centro de la ciudad y en las estaciones de transportes de pasajeros.

En un comunicado, la Policía Nacional informó de los detalles y del objetivo de este plan, que lleva por lema '¡Bienvenido a España! Disfrute con seguridad', y que busca "prevenir a los turistas de los robos y los timos más frecuentes que pueden sufrir en España".

Con este fin, se han editado folletos informativos y un DVD con consejos para los ciudadanos y los turistas, tales como mantener las pertenencias a la vista, proteger el bolso o la cartera en transportes públicos y grandes aglomeraciones, no dejar a la vista en los vehículos objetos de valor o llamativos, así como evitar transitar por lugares solitarios o con poca iluminación.

También se recomienda no dejar en las habitaciones de los hoteles cantidades de dinero u objetos de valor, llevar a la playa los objetos imprescindibles, no bañarse ni dar un paseo dejando las pertenencias descuidadas ni confiar en personas que alertan sobre manchas en la ropa o averías en otros vehículos, puesto que "normalmente son maniobras de distracción para cometer hurtos o estafas".

De esta forma, en este verano se sigue la línea iniciada en 2002, cuando los ministerios de Turismo y de Interior firmaron un protocolo para la mejora de la seguridad del turismo implementando los medios disponibles y manteniendo así los niveles de seguridad que se ofrecen en otras épocas del año.

Con este fin, se han incrementado los efectivos policiales del Grupo Hércules, situados en la Comisaría del Centro y que actúan en el casco antiguo de Sevilla, donde se concentran los principales atractivos turísticos.

También se ha incrementado la vigilancia exterior de establecimientos hoteleros y la seguridad de los parques y jardines más emblemáticos de la capital hispalense a través del aumento de las unidades especiales de Caballería y Guías Caninos.

El aeropuerto de Sevilla, la estación de tren de Santa Justa, las de autobuses de Plaza de Armas y San Bernardo, así como el Metro son otros de los escenarios hispalenses donde se refuerza la presencia policial en estos meses de verano, en los que también se intensificarán los controles sobre los visitantes de la ciudad para evitar posibles atentados terroristas.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.