El secretario de Infraestructuras del PSRM, Cecilio Hernández, afirmó que "la prueba de que el AVE a Murcia no tiene marcha está en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de hoy 2 de julio de 2010, por el que se adjudica definitivamente el último tramo San Isidro-Orihuela", según han informado fuentes socialistas en un comunicado.

De este modo, la adjudicación del tramo se tasa en un importe aproximado de 182 millones de euros a las empresas Dragados, Tecsa y Construcciones y Hormigones Martínez, unidas en una UTE. "Con este último tramo, y dada la situación en la que estamos, hay ya una prueba fehaciente de que el AVE a Murcia no va a sufrir retrasos", finalizó Hernández.

Consulta aquí más noticias de Murcia.