Agentes de la Guardia Civil han detenido, en el marco de la operación 'Tubería', a una banda integrada por cuatro personas que se hacían pasar por trabajadores de sumunisitros domiciliarios (electricidad, agua, gas) para robar en viviendas de Murcia y localidades limítrofes, según informaron fuentes de la Delegación del Gobierno en un comunicado.

De este modo, las primeras pesquisas practicadas permitieron a la Guardia Civil conocer como tras los robos se encontraba una banda integrada por cuatro personas que actuaba en Murcia y localidades limítrofes.

Los integrantes de ésta escogía a personas de edad avanzada como sus víctimas y simulaban ser empleados de empresas de suministros domiciliarios como electricidad, gas o agua, para captar la confianza de los moradores de las viviendas y poder acceder al interior con motivo de inspecciones y revisiones.

Así, mientras uno de ellos distraía a la víctima, los demás registraban la vivienda sustrayendo rápidamente los objetos de valor. Y es que, debido a la rápida actuación de la banda, las víctimas no detectaban la comisión del robo hasta que los presuntos autores habían abandonado la vivienda.

Fruto de todos los operativos establecidos y tras obtener todos los indicios necesarios, la Guardia Civil ha procedido a la desarticulación de esta banda con la detención de sus cuatro integrantes, identificados como V.M.G.; M.P.L.; I.M.A.; y M.A.F.L.

Con estas actuaciones también se ha logrado recuperar parte de los efectos sustraídos por esta banda. Asimismo, tras un exhaustivo análisis de la información obtenida en el proceso de investigación, se ha podido constatar la implicación de esta banda en doce robos en vivienda cometidos en Murcia.

Consulta aquí más noticias de Murcia.