El secretario de Acción Sindical de UGT, Manuel Pelarda, ha augurado este viernes que el 2010 finalizará con 100.000 parados en Baleares, después de que se haya alcanzado una "cifrá récord" de 73.917 desempleados en el mes de junio, algo que, según recordó, no había sucedido nunca en la historia de las islas.

En declaraciones a Europa Press, Pelarda ha recalcado que este año se van a "batir todos los récords" en términos de desempleo, ya que si el 2009 "finalizó con 91.000 parados y en el mes de junio había 10.000 desocupados menos que este año, todo apunta que 2010 concluirá con 100.000 desempleados".

"Se trata de una conclusión dura, pero realista", ha recalcado, a la vez que ha avisado de que esta situación puede tener como consecuencia que durante el cuarto trimestre de este año, "se doble" el número de parados sin derecho a ningún tipo de prestación, respecto al año anterior, de modo que, a su juicio, podría alcanzar la cifra de 70.000, por lo que la "cohesión social en Baleares va a sufrir un palo difícil de solucionar".

Actualmente, según ha apuntado alrededor de 50.000 de los 73.900 parados perciben algún tipo de prestación, si bien ha insistido en que esta cifra se va a incrementar cuando aumente el paro tras la finalizar la temporada turística, a lo que hay que sumar el fin de muchas inversiones por parte del Estado y de las diferentes instituciones.

Pelarda valoró así los últimos datos aportados hoy por el Ministerio de Trabajo e Inmigración, que revelan que el número de parados registrados en las oficinas del Servei d'Ocupació de les Illes Balears (SOIB) bajó en 3.878 personas en junio respecto al mes de mayo, con lo que el volumen todal de desempleados se situó en 73.917 personas, un 15,21 por ciento más (9.757) que en el mismo periodo del año año anterior.

El dirigente sindical ha advertido de que hoy va a ser "imposible" que los casi 74.000 desempleados del archipiélago puedan encontrar trabajo, teniendo en cuenta que Baleares es una Comunidad Autónoma caracterizada por la estacionalidad en lo económico.

Así, ha detallado que la mayoría de los parados, concretamente, cerca de 48.000, pertenecen al sector servicios, por lo que ha dicho que si se cumplen las previsiones del Govern y del CRE, que auguran un crecimiento negativo de la economía en 2010 del -0,9 y -1 por ciento, respectivamente, "la euforia que teníamos en el primer trimestre se ha ido al traste en el segundo".

En esta línea, Pelarda ha estimado que los últimos datos del paro demuestran que las "erróneas políticas" que ha adoptado el presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, y que han tenido su "seguimiento" por parte del Ejecutivo balear, está llevando a la ciudadanía a situaciones "desesperantes".

"Es difícil saber cuándo se saldrá de la crisis, ya que se va a postergar varios años, teniendo en cuenta que hay un reconocimiento de que para crear empleo, se necesita un crecimiento del PIB del 2 por ciento", ha señalado, al tiempo que ha recalcado que "hay otra forma de hacer política, de forma que ésta vaya destinada a la creación de empleo y que no apueste por todo lo contrario impidiendo el crecimiento al reducir la inversión".