Más de 25.079 jóvenes andaluces cobraban la Renta Básica de Emancipación (RBE) al finalizar el segundo trimestre del año, lo que supone un 10,1 por ciento más que en marzo, según datos del Ministerio de Vivienda que recoge que en total son 213.000 jóvenes españoles los que cobran la ayuda, un 8,3 por ciento más que en marzo.

Andalucía es la tercera región con un mayor número de beneficiarios, sólo superada por Cataluña con 39.190 hogares y Comunidad de Madrid, con 34.815. Además, fue la cuarta en cuanto al aumento trimestral, por detrás de La Rioja (+12,4 por ciento), Canarias y Comunidad de Madrid (+12,3 por ciento).

Por provincias, en Sevilla cobran la RBE 6.242 jóvenes; en Málaga, 4184; y en Granada, 3.406. En Cádiz son 3.226 los beneficiarios; en Córdoba, 2.253; y en Almería, 2.218; mientras que llega a 2.116 hogares de Jaén y a 1.434 de Huelva.

En el conjunto del país ya son 381.496 jóvenes los que han solicitado la ayuda de 210 euros para el pago del alquiler desde su creación. De ellos, 287.830 han contado con la resolución positiva de su respectiva comunidad autónoma, que ha sido reenviada al Ministerio de Vivienda, y otros 64.490 han visto denegada la ayuda.

Hasta la fecha, el departamento dirigido por Beatriz Corredor ha abonado el 92,6 por ciento de los jóvenes con resolución positiva y a los que se les ha verificado el pago del alquiler.

Al finalizar junio había 51.353 jóvenes que presentaban algún tipo de incidencia en su expediente que ha impedido al Ministerio de Vivienda abonar temporal o definitivamente la ayuda.

En 9.993 casos, las comunidades autónomas anularon la resolución positiva otorgada previamente por ellas, mientas que 13.684 jóvenes presentaban algún tipo de incumplimiento con la Agencia Tributaria o la Seguridad Social.

Además, en 21.130 casos se interrumpió la justificación de estar al corriente del pago del alquiler, mientras que en otros 6.546 se detectaron errores en los datos de los recibos bancarios de pago del alquiler.

Esfuerzo de emancipación

Por otro lado, el Ministerio de Vivienda precisa que el esfuerzo que supone para un joven emanciparse, entendiendo como tal el porcentaje que representa el pago del alquiler sobre los ingresos que perciben, es del 42,3 por ciento, siendo un 44,5 por ciento en el caso de las mujeres y de un 39,6 por ciento en el de los hombres.

Para los jóvenes que reciben la Renta Básica, el esfuerzo se reduce hasta el 24,4 por ciento, con un 25,7 por ciento para las mujeres y un 22,7 por ciento para los hombres.

Andalucía se sitúa ligeramente por encima de la media, con un 43,1 por ciento para los que no reciben ayuda (45,8 por ciento en el caso de las mujeres y 40,4 por ciento en el caso de los hombres. Sin embargo, con la ayuda el esfuerzo de los jóvenes andaluces es sensiblemente más bajo que la media, con un 22,8 por ciento (24,2 por ciento para las mujeres y 21,3 por ciento para los hombres).

Las comunidades autónomas en las que menos esfuerzo requiere emanciparse una vez recibida la ayuda de 210 euros son Extremadura (14,2 por ciento), Galicia (15,2 por ciento) y Castilla y León (18 por ciento). En el otro lado, aquellas en las que los jóvenes dedican un mayor porcentaje de sus ingresos al pago del alquiler son la Comunidad de Madrid (30,3 por ciento) Baleares (29,4 por ciento) y Cataluña y País Vasco (28,7 por ciento).

Consulta aquí más noticias de Sevilla.