El primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Sevilla y vicepresidente de la sociedad mixta Mercasevilla, Antonio Rodrigo Torrijos (IU-CA), lamentó hoy la actitud "plañidera" del PP ante el acuerdo adoptado por esta empresa participada por el Consistorio y Mercasa, para reducir de 23 a nueve los miembros de su consejo de administración con la desaparición de la representación que ostentaba el PP. En ese sentido, recordó que los populares había "hablado" de la necesidad de "profesionalizar" las empresas municipales y reducir sus costes y, por eso, les reclamó "coherencia".

En declaraciones a los periodistas, Antonio Rodrigo Torrijos reclamó al portavoz municipal del PP, Juan Ignacio Zoido, "coherencia" en su estrategia, pues el PP ha anunciado la impugnación del mencionado acuerdo de la junta general de accionistas. El acuerdo, en concreto, prosperó con los votos favorables de los miembros de la directiva que representan al Ayuntamiento y de la sociedad estatal Mercasa, pero el voto contrario de la asociación de mayoristas de fruta como accionista minoritario.

Al respecto, le recordó que las sociedades gestoras de los mercados de abastos de Madrid, Valencia, Salamanca o Santander, ciudades todas ellas gobernadas por el PP, no incluyen a la oposición de las corporaciones locales en sus órganos de gobierno. "Lo que va a hacer en Sevilla, que lo haga en Mercamadrid, Mercavalencia, Salamanca y Santander", dijo.

"zoido ha hablado de profesionalizar"

Porque, según recordó, "Zoido ha hablado de profesionalizar y reducir los gastos en las empresas municipales, pero cuando se hace donde le afecta, no quiere", en alusión a esta reducción del consejo de administración que reduce a nueve sus miembros con la desaparición del PP de este órgano de gobierno y, por ende, de la junta general de accionistas.

Además, el vicepresidente de Mercasevilla recordó al PP que, en el mandato 1991/1995, con el PP en el Gobierno municipal, "la oposición fue laminada de todos los consejos de administración. Eso ahora a Zoido se le olvida", criticó. Así, lamentó el "cinismo y la actitud plañidera de aparente moderación, de considerarse víctima" que, a su juicio, marca al PP, defendiendo la decisión adoptada al suponer un ahorro anual de 16.535 euros en concepto de dietas de los consejeros.

En ese sentido, recordó el compromiso "de austeridad" adoptado por el Ayuntamiento hispalense y consideró el Gobierno municipal debe "dar ejemplo" de tal propósito.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.