La Federación de Empresarios de La Rioja (FER) y los principales sindicatos de la comunidad han coincidido esta mañana en valorar positivamente el descenso del paro en junio, pero advierten que se trata de una situación que responde a las contrataciones estacionales.

Para la FER, "la reducción del paro en junio en España y en La Rioja es una buena noticia que hay que valorar con prudencia y que no significa que la recuperación económica se esté produciendo", ya que "junio es un mes habitual en las contrataciones estacionales.

Indica que "la única prueba de valoración más optimista hacia la recuperación económica sería el ascenso permanente y continuado en las contrataciones, lo que revelaría una mayor actividad empresarial, aspecto este que no se está produciendo", aunque espera "que durante los meses estivales se sigan realizando contrataciones temporales".

A juicio de UGT, "el paro baja en términos similares a los del año anterior, impulsado por la reactivación estacional de los servicios", si bien alerta que "La Rioja cuenta con 2.220 parados más que hace un año y 10.000 más que hace dos", unas cifras que califica de "inaceptables" y que considera un inicio de "las consecuencias directas que contraerá en materia de contratación indefinida".

"La reforma laboral no sólo no creará ni un solo puesto de trabajo, sino que tampoco acabará con la dualidad del mercado de trabajo, puesto que reactivará la contratación temporal. El plan de ajuste y los recortes del gasto lograrán un freno a la recuperación económica que hace unos meses parecía atisbarse", añade el sindicato.

Por su parte, Comisiones Obreras que "la caída de 239 personas en las listas del desempleo de junio corresponden con una situación coyuntural, ya que la mayoría se dan con el sector servicios, ya en la estación veraniega", por lo que reclama al Gobierno "la puesta en marcha de medidas que activen y animen la inversión productiva".

A ello suma "la mejora y el uso eficiente de los recursos en manos de los Servicios Públicos de Empleo, para facilitar la recolocación de los trabajadores que pierdan su empleo y ampliar su acción protectora a los colectivos más vulnerables y desprotegidos".

Por último, USO La Rioja valora "de manera positiva" los datos "que dan un pequeño respiro a la situación de algunas familias, pero siguen siendo datos globales tremendamente negativos y que si los comparamos con los datos publicados el año anterior nos encontramos que tenemos en la comunidad unas 2.200 personas más en desempleo".

Solicita "a todas las administraciones públicas que se replanteen las medidas que se están tomando en especial respecto a la reforma laboral y que sitúen en el primer lugar de sus políticas a la mayoría de la sociedad que son los trabajadores, los que más están padeciendo las consecuencias de la crisis".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.