La detención del pasado jueves de dos presuntos etarras en los alrededores del Ayuntamiento y la proximidad de las fiestas falleras ha hecho al Consistorio extremar las medidas de seguridad de los edificios municipales.

Así, según anunció ayer el concejal de Modernización, Vicente Igual, la entrada de la calle Arzobispo Mayoral será la única puerta de entrada al Ayuntamiento que permanecerá abierta. Por tanto, la entrada principal para vehículos oficiales quedará cerrada (hasta ayer estaba abierta) y sólo se abrirá para aquellos que estén «debidamente autorizados y controlados».

Además, se eliminará el aparcamiento de Arzobispo Mayoral y, probablemente, se habilitará una nueva zona más alejada del edificio
 1.000

policías

se encargarán de la seguridad durante las Fallas de este año

consistorial. Se despejará de vehículos también la parte de la fachada del Ayuntamiento.

Por otra parte, el Consistorio ha decidido aumentar el campo de visión de las cámaras de vigilancia de las dependencias municipales; también se impondrá que todo ciudadano que acceda a cualquiera de los tres ayuntamientos (Aragón, plaza de América y el ya citado) sea cual sea el motivo o la gestión que vaya a realizar, deberá acreditarse, pasar por el arco detector (se pondrán más en la entrada de la calle de la Sangre o en las oficinas del padrón), y prestarse a comprobar por el escáner cualquier documentación u objeto con el que pretenda acceder a estos inmuebles.

Todos los funcionarios llevarán un carné identificativo a la vista.

 

Seguridad en Fallas

Unos 270 nuevos agentes de la Policía Local y Bomberos se  incorporarán al dispositivo programado para las fiestas falleras de 2005, lo que permitirá que durante la semana de estas fiestas 80  bomberos estén de guardia las 24 horas y unos 1.000 policías locales estén operativos en tres turnos, según informó ayer el concejal de Seguridad Ciudadana Miquel Dominguez.

Recordó además que las verbenas que cierren más tarde de las cuatro de la mañana se cerrarán para el resto de fiestas. Tampoco se permitirán carpas u obstáculos en la circunvalación formada por la calle Colón y Guillem de Castro.