Marí, en un comunicado, explicó que la Junta General de EMARSA ha aprobado hoy con los votos del PP reducir su capital el 50% para evitar el concurso de acreedores o la disolución, siguiendo las recomendaciones de una auditoría realizada por Mazars. La empresa ha registrado pérdidas superiores a las dos terceras partes de su capital, lo que Marí achacó a "los 14 años de nefasta gestión del PP".

En este sentido, señaló que los once sueldos más elevados de EMARSA suponen una carga de 1.261.520 euros anuales incluyendo los gastos de seguridad social, y son los del jefe de explotación (105.000 euros), jefe de mantenimiento (97.600), jefe de planta (92.944), jefe económico financiero (92.000 euros), jefe de mantenimiento (88.000 euros), jefe de medio ambiente (88.000 euros), jefe de explotación (85.444 euros), jefe de recursos humanos (85.440 euros) jefe de compras (82.500 euros), jefe de relaciones externas (78.000 euros) y jefe de contabilidad (75,576 euros).

Incrementos superiores al ipc

Marí denunció que la dirección de EMARSA "lleva siete meses ocultando al grupo socialista la información solicitada respecto al personal contratado con el único fin de impedir que se conozca la realidad de estas contrataciones".

En este sentido explicó que los sueldos de EMARSA se incrementaron en 2009 un 2,4%, una cifra superior al IPC (0,8%) y a lo estipulado en el convenio (1,8%), según revela la auditoría. Pero en 2008 el documento de control ya reveló que el incremento se situó en el 5,2%, una cifra también superior al IPC (1,4%) y al convenio (2,4%).

El responsable socialista indicó que EMARSA no está integrada en la Entidad de Saneamiento de Aguas (EPSAR) dependiente de la Generalitat y es gestionada por la EMSHI. La depuradora fue construida por el Ayuntamiento de Valencia, después pasó a depender del Consell Metropolitá de l'Horta y, tras su disolución, se integró en la EMSHI. "Su deuda se ha incrementado año tras año, y ha obligado a la EMSHI a inyectar dinero previsto para la mejora de infraestructuras", aseveró.

"La solución adoptada hoy es un parche en una empresa que no es rentable", argumentó Marí. El también alcalde de Albal, explicó que en los próximos años "la situación se verá agravada ya que la situación de crisis está llevando aparejada la reducción del consumo de agua y consecuentemente de ingresos". "En 2009 se ha ingresado un millón de euros menos", puntualizó.

Marí propuso a la Junta General que la EPSAR se haga cargo de EMARSA y la integre en su estructura, "para evitar la anomalía que supone que los ciudadanos y ciudadanas de los 51 municipios integrados en la EMSHI paguemos dos veces por el saneamiento". "Pagamos el canon para saneamiento que aparece en el recibo de agua, y volvemos a pagar a través de la parte que transfiere la EMSHI a EMARSA".

Síndic de comptes

El portavoz socialista denunció que el PP ha remitido la auditoría completa al grupo socialista esta mañana a las 11:20 horas, "tan sólo una hora antes de la Junta General, en lugar de las 48 horas que marca la ley". Así, consideró esta "falta de transparencia confirma las sospechas de que el PP tiene mucho que ocultar en todo lo referente a EMARSA".

Por ello, el dirigente del PSPV-PSOE anunció que solicitarán una auditoria al Síndic de Comptes y estudian llevar a cabo actuaciones judiciales en defensa del patrimonio de los vecinos y vecinas de los municipios afectados.

Consulta aquí más noticias de Valencia.