Caja Madrid prejubilará a casi 1.600 trabajadores

  • La unión liderada por la entidad madrileña y Bancaja planea reducir en un 13% la plantilla del grupo resultante.
  • También quiere cerrar más de 500 de sus 5.000 sucursales
Atilano Soto (Caja Segovia); Agustín González (Caja Ávila); José Luis Olivas (Bancaja); Rodrigo Rato (Caja Madrid), Juan Manuel Suárez, (Caja Insular de Canarias); Jaume Boter (Caixa Layetana), y Fernando Beltrán, (Caja Rioja).
Atilano Soto (Caja Segovia); Agustín González (Caja Ávila); José Luis Olivas (Bancaja); Rodrigo Rato (Caja Madrid), Juan Manuel Suárez, (Caja Insular de Canarias); Jaume Boter (Caixa Layetana), y Fernando Beltrán, (Caja Rioja).
Chema Moya / EFE

Finalmente se reducirá plantilla, aunque de la forma menos traumática: a través de prejubilaciones y, en algunos casos, con bajas voluntarias. La unión liderada por Caja Madrid y Bancaja, que ha dado lugar a la mayor caja de ahorros de España, y cuyo protocolo de integración fue firmado este martes por las entidades implicadas, planea reducir su plantilla en un 13% del total del grupo resultante. Esta medida afectaría así a unos 3.400 empleados de casi 26.000, la mayoría de las sociedades madrileña y valenciana, ya que la otras cinco que integran la fusión tienen mucho menor tamaño. También se prevé que cierren unas 500 oficinas.

El Sindicato Autónomo de Trabajadores de Ahorro (SATE, en sus siglas en catalán), que cuenta con el 43,26% de representación en Bancaja, alertaba que esto supondría la pérdida de 1.800 empleos en la comunidad valenciana. Así, las otras 1.600 prejubilaciones recaerían sobre todo en la comunidad de Madrid.

Aún faltan los detalles

Según José María Martínez, representante de banca de CC OO, aún está por ver en qué condiciones se darían estas prejubilaciones. De hecho, el sindicato exigirá que la mesa laboral se reúna cuanto antes, ya que la última prejubilación que se estaba realizando en Caja Madrid, y que afecta a unos 1.200 trabajadores, vence este año. "Intentaremos que las condiciones sean las mismas que en el anterior acuerdo y que la edad establecida no varíe", asegura Martínez. Esta edad ronda los 58 años, cuando aproximadamente el 15% de la plantilla de Caja Madrid tiene más de 55 años. Además, se da la casualidad de que Rodrigo Rato, presidente de Caja Madrid, abogó en enero por eliminar las prejubilaciones en España.

Aparte, las prejubilaciones se llevarían a cabo en unos 20 meses, que es el tiempo en el que se espera que se consolide la unión, ya que después de la firma habrá un tiempo para decidir dónde se colocan los servicios centrales, que se llevarían la mayor parte de la reducción de plantilla.

La nueva sociedad, que nacerá bajo un Sistema Institucional de Protección (SIP) o fusión fría, un modo de integración por el cual las empresas implicadas comparten riesgos y solvencia, pero mantienen la independencia de sus marcas, estará integrado además por la caja Insular de Canarias, Caixa Laietana y las cajas de Ávila, Segovia y Rioja, que también podrían cerrar alguna oficina. De las cerca de 5.000 sucursales de la nueva sociedad, 2.175 corresponderán a Caja Madrid y 1.130 a Bancaja.

¿En qué consiste una prejubilación?

La prejubilación es un procedimiento por el cual el trabajador asalariado abandona la actividad laboral con su empresa antes de la jubilación, recibiendo una retribución desde la fecha que abandona la actividad hasta la fecha efectiva de su jubilación. Los prejubilados no causan baja en la Seguridad Social, ya que siguen cotizando, pero permanecen registrados como trabajadores en paro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento