En este sentido, el responsable de Minería de la Federación de Industria de CCOO-Huelva, Miguel Ángel Vázquez, indicó a Europa Press que decidieron parar las movilizaciones porque el regidor lo ha pedido y "lo respetamos", además, según precisó, "Domínguez permite utilizar las instalaciones consistoriales durante el encierro".

No obstante, insistió en que las movilizaciones continuarán esta semana de manera "sorpresiva" después de que se estudie en asambleas permanentes entre los trabajadores. Tal es así, que sobre las 16,30 horas de ayer los ex mineros cortaron durante "unos minutos" el tren turístico que visita las zonas de las minas.

Por otra parte, el responsable del sector de Minería de UGT Huelva, Andrés Tomás Ramos, informó a Europa Press de que "hay buenas perspectivas" tras la última reunión entre los alcaldes de los ayuntamientos de Nerva, La Zarza y Tharsis en los que se encuentran encerrados los ex mineros y la delegada de Economía, Innovación y Ciencia en Huelva, Manuela de Paz.

Al respecto, declaró que "de una postura intransigente se ha pasado a querer trabajar por buscar recursos" y añadió que "se vislumbra buena disponibilidad" de la Junta de Andalucía, con "el talante y actitud" de la delegada, cuya intención, según Ramos, "es trabajar ahora por las políticas activas de empleo".

Cabe recordar que los 70 ex mineros fueron protagonistas el viernes cuando, acompañados por sus familiares y compañeros, cortaron desde las 7,30 horas la carretera A-461 que discurre por la Sierra, en concreto en el acceso a Minas de Riotinto, lo que provocó retenciones de "unos dos kilómetros", según informaron a Europa Press fuentes de la Guardia Civil.

El objeto de las movilizaciones es "desbloquear" la situación en la que se encuentra el colectivo, que prosigue con el encierro en los ayuntamientos de Nerva, La Zarza y Tharsis para "exigir una solución para los mineros recolocables que ahora se han quedado desprotegidos".

Consulta aquí más noticias de Huelva.