Cambia la distribución del mobiliario de tu salón para darle un aspecto renovado

  • Cualquier cambio debe implicar una imagen de amplitud y calidez.
  • Cabe destacar las ventajas de los muebles modulares, que nos permiten ampliarlo o reducirlo según nuestras necesidades.
  • Una forma sencilla de variar la distribución es mover los muebles auxiliares, como pueden ser las mesas pequeñas o estanterías.
Normalmente comedor y salón suelen compartir espacio.
Normalmente comedor y salón suelen compartir espacio.
BOCONCEPT

Variar la distribución del mobiliario y complementos es una forma sencilla de dar un nuevo aire a nuestra casa y puede suponer resultados muy interesantes. Sin embargo, cualquier cambio debe implicar una imagen de amplitud y calidez, aseguran desde Fotocasa. Para ello, tenemos que encontrar la ubicación idónea de cada uno de los objetos que llenarán la habitación, en este caso el salón-comedor.

Según nuestras necesidades, las personas que habitemos el hogar, la estancia a decorar, las posibilidades económicas y nuestros gustos, elegiremos unos u otros muebles y su colocación en la habitación será de una forma u otra.

Para llevar a cabo esta redistribución en el salón siempre debemos tener en cuenta los elementos estructurales, los muebles y el espacio disponible. Normalmente, éste último es reducido, por lo que comedor y salón suelen compartir espacio. En este caso, la separación entre uno y otro debe realizar mediante la distribución, teniendo en cuenta que el comedor debe restar la menor parte de la zona de ocio posible.

Ésta zona, la dedicada al descanso y el esparcimiento, es la protagonista de la estancia, y se compone, normalmente, de sofá, muebles para el almacenaje (estanterías, aparadores…), la zona tecnológica con la tv y el equipo de sonido, una mesa auxiliar y, si disponemos de sitio, de otros elementos decorativos. En este punto, cabe destacar las ventajas de los muebles modulares, que nos permiten, no sólo variar la posición de cada módulo, sino, además, ampliar o reducir el mueble, según nuestras necesidades.

Una forma sencilla de variar la distribución es mover los muebles auxiliares, como pueden ser las mesas pequeñas o estanterías, que ayuden, por ejemplo, a separar ambientes. También podemos redistribuir el mobiliario según la época del año, alejando los muebles de las paredes y de las corrientes en invierno, y acercándolos a las ventanas en primavera y verano, lo que ayudará a obtener la temperatura deseada.

Fuente: hogar.fotocasa.es

Mostrar comentarios

Códigos Descuento