Rado hizo estas declaraciones durante la ceremonia de entrega de las Medallas de Honor del Parlament a la Editorial Moll, al recientemente fallecido notario y político mallorquín Raimundo Clar y al ex ministro Fèlix Pons. El acto estuvo presidido por el presidente del Govern, Francesc Antich, y contó con la presencia del delegado del Gobierno en Baleares, Ramon Socías, y de la presidenta del Consell de Mallorca, Francina Armengol.

Así, se concedió la Medalla de Honor 2010 a la Editorial Moll "por su contribución a la preservación y la vitalidad de la lengua catalana a lo largo de 80 años", además de "por la defensa, la divulgación y la lucha por los valores democráticos y cívicos, fundamentalmente en el ámbito de las Islas Baleares".

La presidenta del Parlament señaló que la Editorial Moll, "con más de 75 años de recorrido, ha supuesto un inestimable y fundamental apoyo a la conservación y difusión de la literatura balear, y consecuentemente, de la cultura" de las islas.

También fue otorgada la Medalla de Honor a título póstumo al político mallorquín Raimundo Clar "por haber contribuido, desde su sólida formación jurídica a la creación y consolidación de las instituciones preautonómicas y autonómicas y del corpus legal y estatutario" de la comunidad, así como "por haber defendido y practicado a lo largo de su vida personal y política los valores democráticos y cívicos con convicción inalterable".

Rado destacó que Raimundo Clar "formó parte del primer Consell General Interinsular de la pre-autonomía de la comunidad" e indicó que "como jurista participó en la elaboración de la compilación del derecho foral de Baleares". Además, también fue partícipe en numerosas conferencias y publicaciones y fue decano del Colegio de Notarios de Baleares.

Fèlix Pons también recibió esta distinción del Parlament "por haber resultado, con su comportamiento ejemplar y modélico en todos los ámbitos institucionales y políticos en que ha ejercido responsabilidades, un referente de la democracia en Baleares y en España".

En esta línea se expresó la presidenta del Parlament, quien subrayó que Fèlix Pons "es un referente democrático para la comunidad y para toda España". Así, afirmó que ha sido diputado del Parlament balear, ministro de Administraciones Públicas del Gobierno y presidente del Congreso de los Diputados, entre otros cargos. Rado mencionó también que durante la pasada legislatura formó parte del Comité de Expertos para el asesoramiento para la reforma del Estatuto de Autonomía balear.

La creación de las Medallas de Honor del Parlament se remonta a un acuerdo de la Mesa, que se formalizó el 27 de mayo de 2008, con el objetivo de premiar a aquellas personas, entidades o instituciones que hayan destacado por su trabajo, dedicación y esfuerzo en la defensa de los valores democráticos y los derechos humanos.