La detención del hombre, español nacido en Alemania, de 34 años y con seis antecedentes, se produjo por la Brigada de Seguridad Ciudadana a las 14.40 horas de ayer en un establecimiento de hostelería de la calle Meléndez de la capital salmantina.

Previamente, la Sala del 091, a las 14.20 horas, recibió una llamada explicando que un hombre había subido a un vehículo que estaba saliendo de la gasolinera de la Avenida de Juan Pablo II, donde había amenazado al conductor para que le llevase en dirección al centro de la ciudad.

A la altura de otra gasolinera, en la Avenida de la Salle, el propietario del vehículo y conductor logró abrir la puerta. Entonces, fue empujado, por lo que cayó a la vía, lo que permitió al presunto autor de los hechos huir con el coche.

Poco después se recibió otra llamada en la Sala del 091 en la que algunos testigos manifestaron que el vehículo sustraído había tenido un accidente con un golpe frontal en la calle Cañizal con Tahonas Viejas y que estaba interrumpiendo la circulación rodada después de que el conductor lo hubiese abandonado.

Después, el mismo individuo entró en un bar de la calle Meléndez número 7, "muy alterado" y solicitando amoníaco y se hizo con un cuchillo con el que amenazó a clientes y a una camarera del establecimiento.

A continuación, se marchó del establecimiento y se dirigió a otro bar, en la calle Meléndez esquina calle Prado, donde amenazó a clientes y empleados, solicitando de nuevo amoníaco y pidiendo a gritos que alguien llamara a la Policía, a quien se alertó de que el detenido "iba a matar a alguien" ya que llegó a zarandear a algunos clientes y a poner el cuchillo en el cuello a otro de ellos".

Los policías lograron reducir al individuo, en un estado de "gran violencia, agrediendo a los funcionarios y mordiendo a uno de los funcionarios". El cuchillo tenía unos 15 centímetros de hoja.

J.C.B.N. fue detenido como presunto autor de delitos de robo con violencia o intimidación, detención ilegal, daños, amenazas y atentado a agentes de la autoridad.

En el traslado a dependencias policiales continuó con su actitud "agresiva", golpeando de manera reiterada el vehículo policial. El detenido fue puesto hoy a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia, que decretó su ingreso en el Centro Penitenciario de Topas en prisión preventiva.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.