La consejera para la Igualdad y el Bienestar Social, Micaela Navarro, pidió hoy al "entorno familiar, laboral y vecinal" de una posible futura víctima de violencia de género que, "ante cualquier mínima sospecha", ponga en conocimiento de la "autoridad competente" dicha información para que ésta pueda actuar.

En declaraciones a los periodistas antes de informar a unas 600 familias andaluzas sobre el programa 'Idiomas y Juventud' de la Junta de Andalucía, Navarro insistió en que, pese a que son las administraciones públicas las que "están obligadas a desarrollar todos aquellos mecanismos que hagan posible la tranquilidad, seguridad y libertad de las mujeres, también los entornos familiares, laborales y vecinales deben informar sobre una actitud que pueda significar amenaza a una mujer".

Sobre todo, señaló, en casos en los que "la propia mujer niega que esté siendo víctima de violencia de género". "No se puede dejar sola a una mujer, aunque ella lo niegue o minimice el riesgo", aseveró.

Por esta razón, criticó duramente "toda esa campaña que se está lanzando por parte de algunas personas y algunos medios", ya que, a su juicio, "no ayudan nada, sino todo lo contrario".

"Estoy deseado que el Consejo General del Poder Judicial nos informe del número de testimonios que ha habido por denuncias falsas y de que presente las pruebas necesarias para que demuestre realmente cuántas denuncias eran verdaderamente falsas", apostilló.

Porque de no ser así, lamentó la consejera, "lo único que se hace es agravar la situación de angustia e inquietud que tiene una mujer cuando está valorando si presentar una denuncia o no". "Y cuando públicamente nos enteramos de un caso, ya la situación la situación, desgraciadamente, una vez más, es irreversible como hoy", añadió.

Otra posible denuncia

Al respecto del caso de violencia de género de G.B.M., la mujer de 41 años que fue hallada muerta hoy en la localidad sevillana de Pruna, presuntamente, a manos de su ex pareja, Navarro indicó que a lo largo de este lunes "han ido llegando informaciones confusas" acerca si había denunciado o no.

"Parece ser que la señora había interpuesto alguna denuncia, pero que no tenía que ver con la situación actual, sino con una relación anterior y relativa a los hijos", especificó.

No obstante, la consejera quiso aclarar que "aún se están valorando todas la hipótesis", ya que "parece ser que con el supuesto asesino tenía una relación de pocos meses".

Aún así, Navarro dejó claro, frente a las declaraciones realizadas por el padre de la víctima de que algunos familiares conocían las agresiones que sufría su hija pero "nunca" se esperaron este trágico final y de que había acudido a la Guardia Civil de Pruna a denunciar los hechos, que "difícilmente, ni la Guardia Civil ni nadie, ante la negativa rotunda de la persona que sufre violencia, puede hacer nada".

"Si la persona niega que sufre violencia, lo que nos queda es intentar reforzarla y que sepa que estamos de su lado en todo momento para que se sienta con fuerzas para poner la denuncia", concluyó.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.