GUADALAJARA (MÉXICO), 31 (de la enviada especial de Europa Press, Begoña San Martín)

El presidente del Banco Santander y Universia, Emilio Botín, se ha comprometido este lunes a destinar 600 millones de euros para financiar proyectos y convenios de colaboración universitarios durante los próximos cinco años con el objetivo de incrementar la movilidad geográfica, la transferencia del conocimiento a la sociedad y la mejora de la calidad docente.

Este anuncio ha sido realizado durante su intervención en la inauguración del II Encuentro Internacional de Rectores Universia, que se celebra en Guadalajara (México), y que cuenta con la asistencia de presidente de este país, Felipe Calderón. Además, el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, participa en este congreso junto a más a casi 1.000 rectores de 32 países, entre los que se encuentran 57 de los 77 dirigentes de centros españoles.

"Aumentar el número de universitarios es un reto social, político y universitario indispensable para que Iberoamérica alcance el protagonismo mundial que le corresponde por su potencial humano, patrimonio cultural y capacidad de desarrollo", ha dicho Botín, para añadir que la crisis financiera mundial "ha puesto en valor los rasgos de una educación socialmente responsable: planificar a largo plazo, prudencia y mesura en las decisiones y trabajo en equipo".

El presidente del Banco Santander ha animado a los representantes de las universidades presentes en este encuentro a abordar aspectos como la internacionalización de la enseñanza superior y la movilidad entre universitarios, así como a presentar propuestas concretas que potencien el papel de las universidades como "motor de progreso social".

En su opinión, este encuentro, en el que se marcarán los objetivos para definir el Espacio Iberoamericano del Conocimiento, acordado en Sevilla en 2005, presenta una "oportunidad estratégica" para dar respuesta a las necesidades sociales y educativas actuales, así como a la crisis económica y al "cuestionamiento" de algunos valores culturales.

De los cinco años transcurridos desde el primer encuentro, Botín ha señalado que "han ocurrido muchas cosas y no todas positivas". En este sentido, ha indicado que la crisis económica mundial ha sido "muy importante" en los dos últimos años. "Nos ha hecho retroceder en los niveles de bienestar que se habían alcanzado", ha dicho.

Sin embargo, ha afirmado que "por primera vez en la historia contemporánea" la región iberoamericana "ha podido sortear mejor las dificultades económicas sobrevenidas de otras zonas, como Europa y Estados Unidos", una circunstancia que, a su juicio, "es una buena noticia".

Si bien ha advertido de que América Latina tiene que resolver la "asignatura pendiente" de la educación para la consolidación de su desarrollo económico, también ha recordado que uno de los retos de este espacio iberoamericano está en el aumento del número de estudiantes. También ha destacado que en los diez últimos años tres millones de jóvenes iberoamericanos de Bachillerato han accedido a la universidad y dos millones de universitarios se han incorporado al mundo laboral.(

Habrá ampliación)

Consulta aquí más noticias de Cantabria.