El fallo fue acordado por unanimidad del jurado presidido por la viceconsejera de Economía y Empleo de la Junta de Castilla y León, Begoña Hernández, y del que formaron parte el vicerrector de la Universidad de Burgos, José Luis Peña; el presidente del Consejo Regional de Cámaras de Comercio e Industria de Castilla y León, Manuel Vidal; el secretario general de CECALE, Héctor García,; José Luis Zurro, socio de Garrigues; Mariano Rodríguez, de la familia propietaria de Grupo MRS, galardonada con este premio en la pasada edición, y el director de la revista Castilla y León Económica, Alberto Cagigas.

Según informaron a Europa Press fuentes del colectivo, en su fallo, el jurado destacó la reconocida trayectoria empresarial de Grupo Villar, el ejemplo de organización familiar y, especialmente, el esfuerzo de la familia Villar en la creación y consolidación de un grupo empresarial modélico y diversificado. Asimismo, ha valorado su fuerte compromiso con Castilla y León y, en particular, con Soria, donde está implantado.

El VIII Premio Familia Empresaria será entregado a la familia Villar el próximo 4 de junio en el transcurso de la jornada formativa que EFCL celebrará en Aranda de Duero y que reunirá al centenar de empresarios familiares que forman la asociación.

Grupo villar

Villar es un grupo empresarial referente en el diseño y fabricación de productos para el sector de la señalización vial. La empresa, líder en señalización, balizamiento y conservación viaria, apuesta por el desarrollo de nuevos productos para mejorar la seguridad viaria.

Desde su creación, Villar Grupo Empresarial viene diversificando sus líneas de actividad concentrándose en la conservación de infraestructuras, obra civil y energías renovables. En unas instalaciones de 16.000 metros cuadrados, el Grupo Villar emplea a 400 personas, la inmensa mayoría en Soria, lo cual demuestra el compromiso social de la empresa con su tierra.

En el área de señalización ocupa una posición dominante en España, con una cifra de negocio que supera los 43,5 millones de euros. El fundador del grupo, Ramón Villar, siempre recuerda cómo comenzó a obtener sus primeros ingresos hace más de 65 años, con "una bicicleta y unas pesetas en el bolsillo", y que constantemente ha tenido en abundancia el apoyo de la familia y las ganas de trabajar.

Estos duros principios en unas naves alquiladas y el esfuerzo de los empleados, siempre bajo la dirección de la familia Villar, han dado como fruto principal el contar, en estos momentos, con uno de los grupos de empresas ya internacionalizado más considerado y competitivo dentro del sector de la señalización.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.