Varios agentes se detuvieron junto a un vehículo estacionado en doble fila en la Avenida Mediterráneo de Burjassot. Uno de ellos extendió la denuncia, y en ese momento llegó el dueño.

El hombre presuntamente comenzó a insultarle y a amenazarle tanto a él como a su compañero, y agredió a uno de ellos. Por este motivo, los policías le detuvieron por un presunto delito de injurias, amenazas y agresión a la autoridad.

Consulta aquí más noticias de Valencia.