Durante su intervención en el acto institucional que con motivo del Día de Castilla-La Mancha se celebra en el Palacio de Congresos de Albacete, se refirió primeramente a los más de 300.000 pensionistas de Castilla-La Mancha manifestándoles "alto y claro" que la única medida de recorte adoptada por el Gobierno central es la no revalorización en 2011 de las pensiones que no sean mínimas y no contributivas, pero "ninguna pensión, ni una sola, se baja o se quita". "Ningún pensionista, ni uno solo, perderá un solo euro de su pensión, y todos los esfuerzos que hemos realizado para subir las pensiones mínimas, se mantienen", agregó.

Barreda afirmó que se pueden hacer recortes para afrontar la crisis económica pero que en Castilla-La Mancha las políticas sociales son "sagradas y no se tocan", por lo que afirmó que a pesar de las dificultades económicas "no se tocan los derechos sociales ni las políticas de empleo".

Al hilo de esto, el presidente regional tuvo un recuerdo para las más de 200.000 personas que están buscando un trabajo en Castilla-La Mancha, afirmando que "son muchas", pero que " tienen que saber que desde el primer momento hemos multiplicado los esfuerzos para ayudarles en la vuelta al trabajo, hablando en todo momento con agentes económicos y sociales".

Prececidas por el acuerdo

Resaltó que todas las medidas adoptadas por el Gobierno regional se han hecho "precedidas de acuerdo porque es la metodología más adecuada, imprescindible en momentos de dificultades"; pero "no nos hemos resignado", apunto, intensificando políticas de orientación y de formación, y destinando dinero de los contribuyentes a generar oportunidades de trabajo, a través del Plan de Choque por el Empleo, por el que más de 12.000 trabajadores tienen un trabajo en la Comunidad Autónoma.

Tras manifestar su "especial preocupación" por los jóvenes, manifestó su compromiso por las empresas y anunció un plan para actuar juntos, que sería "pionero" en el país" y que se tendría que estudiar: "que nos ayuden a contratar trabajadores en situación de desempleo a cambio de ayudas económicas del gobierno".

"Espero que este ofrecimiento cuaje en la mesa de negociación, con el visto bueno de los sindicatos, ya que si todos aceptamos destinar dinero público a este menester, deberá hacerse con el control de todos y con el apoyo de todos las organizaciones empresariales y sindicales", concluyó.

Consulta aquí más noticias de Albacete.