El secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, lamentó hoy el anuncio del Gobierno central sobre su posible aprobación en solitario de la reforma laboral si no se llega a un acuerdo con los sindicatos y la patronal, ya que, según indicó, este extremo "dificulta cualquier tipo de acuerdo porque los empresarios esperarán" a la decisión del Ejecutivo central dada la actitud "reacia" de los empresarios a alcanzar un acuerdo.

En rueda de prensa en Almería, Carbonero reiteró las propuestas realizadas por CCOO para la reforma laboral entre las que se encuentran la flexibilidad interna de las entidades privadas, la corrección y modificación de la legislación para los expediente de regulación de empleo de forma que los empleados puedan seguir vinculados a las empresas o el incentivar el empleo estable frente al eventual, así como indemnizaciones distintas al despido diferentes a los 45 días por año trabajado.

"La mejor reforma que puede tener el país sería la que saliera del consenso, cualquier otra reforma suele ser ineficaz porque las reformas laborales nunca han creado empleo", manifestó el secretario andaluz de CCOO, quien mostró sus esperanzas a que durante las reuniones previstas en la presente jornada se pueda alcanzar algún acuerdo entre las tres partes implicadas.

De esta forma, observó que una "imposición con recorte de derechos" llevaría al sindicato a una huelga general "que sin duda alguna es lo que menos necesitaría este país", por lo que pidió a los empresarios que mantengan una actitud "dialogante" durante el periodo de negociación y no dejen "pasar el tiempo" ya que esto llevaría a un "aumento de la conflictividad social".

En la misma línea, Carbonero hizo un llamamiento al PP como principal grupo opositor al que pidió que abandone la postura que mantiene "para sacar ventaja —política— de la situación" a la vez que solicitó a todos los partidos que "abandonen la carrera electoral permanente" y que sean "sensatos" ante la coyuntura económica.

Consulta aquí más noticias de Almería.