Según informó la Fiscalía Superior del Principado, el juez les impuso además una responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos cuotas insatisfechas. El juicio se celebró el pasado 13 de mayo.

Según el relato de los hechos del Ministerio Público, agentes de la Guardia Civil comprobaron el 23 de febrero de 2008, que en los bajos de una vivienda sita en Cuesta de Arco se estaban llevando a cabo peleas de gallos con apuestas. En el recinto había muchas personas sentadas en gradas circulares alrededor de un ring en el que se pelean los gallos, y en el que se hallaron algodones, restos de sangre y plumas ensangrentadas.

En el local los agentes localizaron también dos gallos con heridas fruto de una pelea anterior y los espolones reforzados por gomas; pizarras destinadas a apuntar las apuestas, en las que figuraban los datos de gallos y propietarios y pequeñas bolsas o neceseres de mano que contenían material para realizar curas de urgencia.

También se encontraron varias limas utilizadas para afilar los espolones de los gallos y tubos de pegamento destinados a pegar las heridas, en vez de suturarlas.

Siempre según la Fiscalía, las peleas de gallos estaban organizadas por la Asociación de Galleros Asturianos, en la los acusados ocupaban los cargos de presidente, vicepresidente, secretario, tesorero y juez de peleas.

Consulta aquí más noticias de Asturias.