La directora general de Salud Pública y Participación, Margalida Buades, explicó hoy, Día Mundial sin Tabaco, que el objetivo de esta campaña es "sensibilizar de una forma positiva tanto al fumador como al no fumador para promocionar una vida sin humo de tabaco".

Según Buades, esta iniciativa, dirigida a la población de entre 20 y 50 años, pretende fomentar "el orgullo de pertenencia a un grupo que no sólo es mayoritario, sino que además está en expansión", en relación al colectivo de no fumadores, así como dar a conocer los beneficios que supone eliminar el tabaco de la vida diaria, tanto para el fumador activo como para el pasivo.

La campaña de sensibilización se desarrollará a través de web www.unmonsensefum.com, que, según la coordinadora del Plan de Adicciones y Drogodependencias de las Islas Baleares (Padib), Elena Tejera, consta de un apartado de información general, dirigida tanto a fumadores como a no fumadores; un canal de la plataforma Youtube, donde se puede visualizar el anuncio que se ha elaborado para la campaña; una sección de participación por parte del usuario a través de las redes sociales; y un apartado de enlaces relacionados con los efectos del tabaquismo.

En el marco de la presentación de este proyecto, la directora general de Salud Pública reiteró que el 27 por ciento de la población balear fuma a diario, y que el 3,3 por ciento lo hace de manera ocasional. Además, según destacó, el porcentaje de mujeres fumadoras es mayor al de los hombres entre los 16 y 24 años; aunque, en términos globales, hay más fumadores en el género masculino.

Según Buades, el 47 por ciento de los jóvenes afirma vivir con una persona fumadora, y el 42 por ciento ha fumado alguna vez en su vida. Según la Encuesta Escolar sobre Drogas, dirigida a estudiantes de 14 a 18 años, la edad media de iniciación en el consumo de tabaco se sitúa en los 13,3 años.

Frente a los datos registrados en Baleares, la responsable de Salud Pública aseguró que la actual Ley Antitabaco ha tenido "efectos positivos" en el ámbito laboral, excepto en los sectores de la restauración y la hostelería, en los que no ha disminuido el consumo de tabaco.

En este sentido, Buades afirmó que "uno de los éxitos de la ley actual es que ha elevado la conciencia social". Según remarcó, el consumo de tabaco ha disminuido un 3 por ciento en Baleares entre 2001 y 2007.

En relación a los tratamientos existentes para dejar de fumar, la directora general de Salud Pública anunció que el 78 de las personas que han asistido a terapias grupales ha conseguido abandonar el hábito en 12 meses.