En declaraciones a los periodistas antes de visitar la Casa de Galicia en Sevilla junto al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, Arenas afirmó que la reforma laboral de 1997 se alcanzó con un acuerdo pleno entre sindicatos y organizaciones empresariales y que planteó un nuevo contrato de trabajo, "del que se hicieron millones de contrataciones en España".

"Los trabajadores ganaron mucha estabilidad en el empleo y los empresarios ganaron mucha flexibilidad a la hora de realizar las empresas", sostuvo el presidente del PP andaluz, quien consideró que la reforma laboral "ideal" tiene que basarse en "estabilidad, flexibilidad y consenso de los agentes sociales".

Arenas, que destacó que los socialistas han sido "expertos" en reformas laborales que han desembocado en huelgas generales en España, dijo que el Gobierno central tiene en estos momentos "bastante poco crédito" para impulsar una reforma laboral.

No obstante, afirmó que es "imprescindible" llevarla a cabo, puesto "se trata de que España no tenga que crecer al 2,5 por ciento para crear empleo". "Las reformas laborales no crean empleo, lo que hacen es convertir el crecimiento económico en creación de empleo", agregó.

Respecto al coste del despido, Arenas dijo que ésa no es la cuestión principal, sino "la estabilidad para los trabajadores y que los empresarios tengan mucha más flexibilidad a la hora de realizar la actividad productiva". También consideró importante que se supere el número de contratos indefinidos en España puesto que, según apuntó, más del 90 por ciento son temporales.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.