El Gobierno ha confirmado que los tres españoles que participaban en la flotilla humanitaria a Gaza atacada por Israel están "bien" y ha pedido a las autoridades de ese país su "repatriación inmediata", ha informado el secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido.

En declaraciones a los medios de comunicación en los pasillos del Congreso, López Garrido ha confirmado la información adelantada por la Generalitat catalana sobre el estado de los activistas Manuel Tapial y Laura Arau, y el periodista David Segarra, que "no han recibido daños".

López Garrido no pudo precisar la ubicación precisa de los ciudadanos españoles, pero aseguró que las autoridades consulares "están sobre el asunto" para que, en cuanto sea posible, proceder a su repatriación.

El secretario de Estado ha dado cuenta de la protesta que España ha presentado ante el embajador israelí en España, Raphael Schutz, que ha sido convocado esta mañana en el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

"ataque desproporcionado y gravisimo"

"Le hemos trasladado nuestra protesta enérgica por lo sucedido, por la muerte de personas que estaban intentando llevar ayuda humanitaria a Gaza y por la multitud de heridos que se han producido en ese ataque", que España considera "absolutamente incomprensible desproporcionado, gravísimo", relató.

Advirtió además de que el ataque a la flotilla "compromete claramente" las negociaciones indirectas que iban a retomar palestinos e israelíes.

No obstante, reiteró que "lo más grave de todo" es la muerte de personas en este ataque "que no tiene ninguna justificación" y sobre el que la UE ha pedido a Israel "una investigación inmediata sobre los hechos".

Preguntado por la posibilidad de que España llame a consultas al embajador en Tel Aviv en protesta por estos hechos, indicó que eventuales medidas de protesta contra Israel deberán examinarse a nivel de la UE y recordó que el Comité sobre Política Exterior se reunirá de forma "inmediata" en Bruselas para adoptar "una posición comun".

Pero la primera medida, insistió, ha sido la de expresar ante Israel, como España y como presidencia del Consejo de la UE, "la protesta enérgica y la condena, que en términos diplomáticos es una expresión grave a esto que ha sucedido".

Con respecto a los intentos de Israel de justificar el ataque señalando que la flotilla perseguía fines políticos y no humanitarios, López Garrido consideró que "se diga lo que se diga, es absolutamente inaceptable que se produzca un ataque y esas muertes". "Esperamos una explicación inmedita y pronta" por parte de las autoridades israelíes, zanjó.

Consulta aquí más noticias de Valencia.