Agentes de la Guardia Civil con la colaboración de la Policía Local de Zafra, detuvieron a una joven de 18 años de edad y vecina de Fuente de Cantos cuando transportaba 1,5 kilos de hachís adosado a su cuerpo con un esparadrapo.

Según informa, la detención se produjo el pasado fin de semana, en el marco de los servicios que realiza la Guardia Civil en las estaciones o paradas de líneas regulares de autobuses, cuando detectó la "actitud esquiva y de nerviosismo" de una pasajera procedente de Sevilla.

Ante la presencia de los agentes en la citada estación, la joven emprendió la marcha apresurada hacia la salida, donde fue interceptada por los guardias. Tras ser identificada y tras solicitar la presencia de agente femenino de la Policía Local de Zafra, se le intervino oculta y pegada a su cuerpo con esparadrapo 4 tabletas y 78 bellotas de hachís.

Explica la Guardia Civil que una vez en las dependencias oficiales y "tras un minucioso registro de las prendas de vestir de la ahora detenida, se hallaron otras tres tabletas más ocultas en forro de la falda".

Los agentes creen que la detenida transportaba los 1.430 gramos de hachís desde Sevilla con destino la localidad pacense de Fuente de Cantos. Las diligencias junto con la detenida son puestas a disposición de los Juzgados de Instrucción de Zafra.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.