Terraza
La madera de teca resulta ideal para los muebles de exterior. Archivo

La tierra de las últimas lluvias, las pequeñas manchas de humedad, el óxido en la barandilla y otros recuerdos de este frío invierno todavía perduran en las terrazas. Acondicionarlas será el primer paso para que podamos volver a disfrutar de este espacio tan apetecible ahora que llega el buen tiempo, recomiendan desde Fotocasa.

Si queremos introducir algunos cambios en el aspecto de nuestra terraza, podemos optar por retoques con un bajo presupuesto Como es lógico, lo primero será limpiar y arreglar aquellos pequeños desperfectos que hayan podido causar el viento, el frío y la lluvia. Pintar las paredes, quitar el óxido de los hierros de barandillas y rejillas, limpiar los conductos de los desagües y solucionar cualquier problema de revestimientos, suelos o mejorar la iluminación. Así, lograremos que nuestra terraza luzca diferente.

Si queremos introducir algunos cambios en el aspecto de ésta, podemos optar por retoques con un bajo presupuesto como la colocación de placas de madera en el suelo o incluso cubrir una zona con césped artificial. Esto nos puede ayudar a diferenciar la zona de relax de la de comedor.

A la hora de elegir el mobiliario, tendremos en cuenta el espacio disponible y los usos que queremos darle a éste. Cómo no, el conjunto de comedor compuesto, al menos, por mesa y sillas resulta indispensable para esos ratos en familia o amigos. De hecho, otro objeto ideal para esos momentos en grata compañía, puede ser una barbacoa. De pie, de mesa o de obra, puede ser el complemento idóneo para triunfar con las visitas. Para más comodidad, podemos colocar una camarera de exterior (que puede ser plegable), que nos proporcionará un espacio extra a la hora de la comida.

Las plantas, combinadas con macetas de latón, cerámica o plástico de colores, dotarán a este espacio del estilo que buscamos Por su parte, las tumbonas, sofás o mecedoras, si el tamaño de la terraza lo permite, nos proporcionarán el descanso merecido. Para los más comodones, está la opción de la hamaca: confortable y que no ocupa mucho espacio. Destacar la durabilidad de la madera de teca, ideal para los muebles de exterior. Otros materiales como el aluminio, el plástico o la forja resultan también recomendables para este uso.

Darle un toque personal a nuestra terraza puede ser sencillo, tan sólo necesitamos un poco de creatividad y algunos objetos para que le den vida. Flores y plantas serán de gran utilidad para ello. Algunas, como las enredaderas, nos proporcionan, también, intimidad según donde las coloquemos. Además, las plantas, combinadas con macetas de latón, cerámica o plástico de colores, pueden terminar de dotar a este espacio del estilo que buscamos.

Fuente: hogar.fotocasa.es